jueves, 14 de febrero de 2008

Una pensión para los veteranos de las Malvinas

Por Mauricio Vallejo Márquez

Toda guerra siempre deja un saldo negativo. Muchos pierden la vida, un buen número envejece mutilado, varios pierden la fé. Las guerras sólo deján un sello de muerte que para algunos será imborrable, a pesar de que los años pasen y que el dolor quedé lejano, sobre todo si ha sido una en la que el honor nacional fue golpeado. Así como sucedió en la Guerra de las Malvinas o Guerra del Atlántico Sur, cuando el Reino Unido le arrebató a Argentina por la fuerza la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwish del Sur. Todo empezó el 2 de abril de 1982 y no concluyó hasta el 14 de junio de ese mismo año en que la soberanía les fue arrebatada a los Argentinos. Los ingleses alegaban que tenían el derecho sobre ellas por que ya en 1833 la habían ocupado por la fuerza.
Las islas siguen siendo reclamadas por Argentina, quienes la enumeran como parte de su territorio, y a pesar de ello aún no son de ellos mientras los británicos la posean.
Los saldos de guerra siguen firmes en la mente de sus habitantes al haber perdido a 649 militares argentinos y 3 civiles isleños contra un aparato militar muy grande que sólo perdió a 255 británicos. Sin importar los números de muertos y heridos, siempre que hay un fallecido es suficiente para que haya dolor pues ese ser fenecido tenía padres, hermanos, hijos, amigos, etc..
Algunos dicen que esta guerra fue el factor determinante para que cayera la junta militar que gobernaba desde 1976 con mano de hierro y así darle paso a la llegada de la demoacracia, otros creen que la solución hubiera estado de la mano de los militares.
Hoy las Malvinas son ocupadas por personas de origen escocés que los ingleses denominan "kelpers" y la Argentina aún recuerda ese dolor por medio de los padres e hijos que perdieron a sus familiares. Los jóvenes que se vieron expuestos al trauma de la guerra, sin mencionar el dolor de la derrota ante una potencia, ahora ya adultos entrados en años esperan una recompenza por esos horrores que vivieron. Sin embargo quedó la gallardía de enfrentarse contra el Reino Unido. Ahora, los veternos de aquella guerra están a la espera de un reconocimiento, no de uno que quite el dolor, sino uno que haga ese dolor más tolerable.
Se ha presentado un proyecto de ley que busca la modificación del artículo 1 de la ley 23848 de pensión vitalicia a ex combatientes de Malvinas y del artículo 1 de la ley 24892 incluyendo a los soldados movilizados al teatro de operación del Atlántico Sur (TOAS).
Entre las modificaciones se encuentra: "Artículo 1º: Sustitúyase el artículo 1º de la ley 23.848 (Ley de pensión vitalicia a los excombatientes de Malvinas) el que quedará redactado de la siguiente manera: Art. 1: Otórgase una pensión de guerra, cuyo monto será equivalente al cien por ciento (100 %) de la remuneración mensual, integrada por los rubros “sueldos y regas” que percibe el grado de cabo del Ejército Argentino, a los ex-soldados conscriptos de las fuerzas armadas que hayan estado destinados en el teatro de Operaciones Malvinas (TOM) o haya sido destinado en el Teatro de Operaciones Sur (TOS) o Zona de Despliegue Continental la cual comprende bases o unidades militares que fueron destacadas en la costa atlántica patagónica desde el paralelo 42° al sur incluyendo la Isla Grande de Tierra del Fuego e Isla de los Estados, o entrado efectivamente en combate en el área del Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (TOAS), y a los civiles que se encontraban cumpliendo funciones de servicio y/o apoyo en los lugares antes mencionados, entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, debidamente certificado según lo establecido en el decreto 2634/90. Dicha pensión sufrirá anualmente las variaciones que resulten como consecuencia de los aumentos que la Ley de Presupuesto General de la Nación introduzca en los sueldos y regas del grado de cabo del Ejército Argentino".
Además de otras propuestas en dicha ley que pueden encontrar en Urquizashop y Daniel Senatore Periodismo Independiente .
Esperamos que todos los excombatientes de las Malvinas reciban lo que tanto merecen y paz a su bella nación Argentina, que al igual que muchas del mundo han sufrido lo terrible de la guerra.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas Gracias por difundir esto amigo

Anónimo dijo...

Queridos camaradas: Mi carta está dirigida a todos aquellos camaradas conscriptos que estuvieron en Malvinas y a todos los ciudadanos que apoyen nuestra lucha, con respecto a los que estuvieron en el frente directo, nada ni nadie les podrá quitar los laureles de haber estado en el frente arriesgando su vida y defendiendo nuestra soberanía, tampoco todos los apremios, el desgaste emocional y psíquico que eso implica, y en muchos casos hasta lo peor que es perder la vida como les sucedió a tantos jóvenes. Entiendo todo esto como algo terrible por todas las responsabilidades que tuvieron que apechugar siendo simplemente jóvenes de muy corta edad y por ahí sin la preparación para estar en el frente de combate y entregar la vida en esa contienda de locos. Yo soy ex Infante de Marina y estuve destinado todo ese Tiempo en la Isla Gable ( TOAS ), ( destino designado por la Armada Argentina para cubrir el ingreso de las Tropas Inglesas o Chilenas a Nuestros Tanques de Combustibles en la ciudad de Ushuaia ) incluso al momento de nuestra Baja posterior al conflicto, la Base Naval Ushuaia nos dio una Certificación la cual nos reconocía como que estuvimos en Actividad en la Zona del teatro de Operaciones del Atlántico Sur e incluso se nos pagó un Plus por haber participado de ese Destino, y me da pena pensar que los Ex Combatientes que estuvieron en las Islas crean que es un derecho lo de la Pensión , que solo los alcanza a ellos, siendo que de alguna manera, todos los que estábamos bajo bandera en esa fecha , estábamos apoyando todos los movimientos que se realizaban en el Archipiélago , cuidando el territorio, apostados en lugares estratégicos , preparando la logística necesaria para abastecer a las tropas en combate, es decir , me da bronca que se piense que estábamos de picnic. En el lugar que estuve destinado , estábamos con un Teniente de Navío, un Suboficial , un Cabo , yo que era Dragoneante y un pelotón de 32 Hombres , provistos de todo el armamento necesario como para repeler cualquier Invasión hacia el territorio, cañones 105, Bazzokas, Antiaéreas y en ese destino estuvimos dispuestos 52 días, con todo lo que ello implica , en condiciones durísimas , con mucho frio, con guardias dispuestas de manera permanente, sin comida , sin poder hacer un fuego para calentar y resistir las bajas temperaturas reinantes en esa zona tan Cruda. No se me Ocurriría en ningún caso establecer una comparación con los que estuvieron combatiendo, pero lo que no me gusta es que se crean que fueron las únicas Víctimas de esta Tonta Guerra y que todos los laureles les corresponden a ellos y por si fuera poco intentan dar por tierra que nuestros derechos como Veteranos Movilizados, y que no poseemos derechos que nos equiparen a los de ellos ( Internacionalmente en la Convención de Ginebra ) se deja muy en claro que todos los conscriptos o personal de cuadro que hubiese estado bajo bandera en la época del conflicto, tienen los mismos derechos , estén en las islas , en el territorio o embarcados o lo que fuere. De ahí que el reconocimiento que pretendo está basado en leyes internacionales que así lo estipulan y no veo la razón como para que no se nos reconozca como tales, no sé como a los Legisladores Argentinos no les da Vergüenza pasar por alto tamaño yerro, a mí y a otros jóvenes, nos incorporaron para cumplir con el Servicio Militar Obligatorio , no para ir a una Guerra, porque todo el país la vivió así. Tampoco es un oportunismo de mi parte simplemente que como ciudadano, así como cumplo como con todos mis deberes, pretendo se cumpla con los derechos que también poseemos y me parece que aquí hay un gran tema, entre lo que se dice y lo que se hace. Yo en lo personal tengo un trabajo que me permite poder mantener a mi familia al menos de manera digna, sin lujo pero tampoco sin miseria y no me sobra nada, la peleo como todo el mundo , pero me parece que soy merecedor de los derechos que tienen unos pocos, si que esa Pensión seria no solo un Premio , si no , un reconocimiento, a parte de la ayuda que en lo económico seria para mi y para mi familia. Ya terminando quiero decirle a todos los que están percibiendo las pensiones Otorgadas, mi orgullo por cómo nos hicieron quedar frente al mundo, ese reconocimiento lo llevo en el corazón y no es demagogia, lo siento así, de manera que siempre me sentí uno más en este conflicto. Aprovecho para enviarles a todos un cordial y caluroso abrazo, y que nos mantengamos siempre unidos, con el mismo fin, con los mismos derechos, ya que somos todos Argentinos en el Fondo.
Juan Carlos Laurizi
CC62 – Infanteria de Marina
jclaurizi@speedy.com.ar