sábado, 11 de febrero de 2012

Tres mil 11 de febrero


Galería Culpables por complicidad Pág 2. Identidad Del mural «inmoral» Pág 3. Artículo Los mundos de Chiyo y Salarrué Pág 4. Rostros Mauricio Orellana Suárez Pág 4. Prosalegre El descuidado enamorado Pág 6. Poesía Alfonso Fajardo Pág 7. Artículo Amor, erotismo: literatura pág 8.


Culpables por complicidad
Lya Ayala
Subcoordinadora

Leí recientemente en un periódico español fragmentos del relato de una mujer que padeció violaciones a manos de un sacerdote que llegaba a visitarla al hospital cuando ella era pequeña. Aunque pasó el tiempo, nunca lo olvidó. (leer más en el Suplemento tres mil)
---
Del mural "inmoral"
Patrimonio cultural desde lo simbólico

Rafael Lara-Martínez
Tecnológico de Nuevo México
soter@nmt.edu
Desde Comala siempre…

Ante todo le agradezco a la señora Elena Salamanca invitarme, acordarse de mí, alma en pena, habitante de Comala. Reconozco que ella se acuerda de mí, que no estoy “medio muerto” como decía Roque Dalton, si no muerto y medio, muerto más allá “nel mezzo del cammin de nostra vita”. Muerto en vida, vago por el desierto “oscuro” de Aztlán, dice la ciencia médica. Así estoy yo a la merced milagrosa de la Cihuanaba y de los Tepehuas, quienes de canceroso me conceden la bondad temporal del “bien-te-veo”. Mientras divago sobre el tema del Patrimonio Nacional, mil gracias, doña Elena por invitarme… (leer más en el Suplemento tres mil)
---

Amor, erotismo: literatura
Jorge Castellón
Escritor
La vida es también vivencia del deseo erótico y el anhelo amoroso. Anegados por esa “llama doble” -como Octavio Paz ha titulado uno de sus ensayos fabulosos-, el amor y el erotismo nos construyen, hasta llegar a definirnos, tanto como lo hace nuestra voz, nuestro andar, nuestro carácter, y por qué no, nuestra particular idea sobre la esencia de la vida. (leer más en el Suplemento tres mil)

No hay comentarios: