viernes, 19 de agosto de 2016

Entrega de la mención de honor del primer Premio hispanoamericano de poesía de San Salvador

Por Mauricio Vallejo Márquez

Ayer estaba feliz por la mención de honor que iba a recibir, pero rebosaba de dicha al ver el cariño y amistad de muchos de mis amigos y amigas que nos acompañaron a la premiación. Sabiendo como es de complicado el tráfico en San Salvador, sobre todo cuando nos movemos en buses. Fue hermoso encontrarme personas que me saludaron con mucha alegría y poder ver rostros que tenía días de no ver.
Me alegra saber que el primer lugar fue por mayoría y que había una buena visión por mi trabajo. El poemario Nueve_soy es una descripción desde mi sobre mí y el mundo utilizando el nueve como sustento de todo, claro, según la kabalah yo soy un nueve. Siempre debo agradecer al poeta Manuel Iris y a la periodista Jasmine Campos porque fueron los principales animadores para que me embarcara en esta aventura literaria en la que quedamos entre los cuatro finalistas de 141 poetas.
Me alegra ver la transparencia y probidad que hubo en el concurso, al saber que Wilfredo Marmol Amaya era quien lo coordinaba, no me queda lugar a dudas de que hubo honestidad. Siempre he desconfiado de los premios literarios, siempre he creído que están amañados. Pero en este doy fe de que he percibido transparencia y eso es un premio para los organizadores. Me hubiera encantado tener el primer lugar, pero el juicio de los jurados tuvieron a bien darme una mención de honor.
Llegamos temprano a la cita junto a Karen Lara y Wilfredo Arriola, mis infaltables compañeros. Pronto se sumó Alicia Herrera Rebollo, Patty Ana Silva , y dejando un espacio en su apretada agenda nos acompañó Rob Escobar, mi hermano, como representante de Tonaca.
Antes de pasar llegó don Javier Arana, a mostrarnos su afecto y compañerismo.
Justo a la entrada del salón me encontré a Sandra Monterrosa, amiga entrañable de mi mamá, quien nos acompañó durante el evento con la alegría y emotividad que la caracteriza.
La sala se fue llenando de poetas y amigos que nos acompañaron:  Mario Alberto PleitezJorge Canales, Amapola Josefina SibrianAndres Norman CastroLuis Antonio Chávez, Waldemar Wally RomeroFrancisca AlfaroKaty Alvarez , Any Abrego,  Vicky Caceres, don Israelito Fuentes y su pequeña Abigail, mi mentor y amigo Cesar Ramírez Caralvá. Creo que no hay mayor bien para un ser humano que la amistad, yo me siento millonario en ello. y sin faltar el maravilloso acompañamiento de mis camaradas de sangre: Josefina Pineda MárquezPatricia Márquez Motto y GlorixLu Menéndezz.
Hubieron palabras que me llenaron mucho, como las que me dio Jorge Canales al terminar, diciéndome que uno debe alegrarse cuando un compatriota obtiene un premio, porque es el triunfo de todos y que en ese momento quien gana es el que alza la bandera. En verdad es muy sabio lo que dice y es algo que he ido aprendiendo en el camino.
Me llenó la felicitación del embajador de Argentina y las palabras que dio Fernando Fajardo, creo que fue un enorme ánimo el que me dio, además de las buenas noticias. Su frase: " Con esta publicación Mauricio Vallejo Márquez estará entre los grandes poetas de habla castellana" es como llevar una medalla en el pecho.
Seguiremos adelante, procurando siempre tener el ojo dispuesto a la luz y no a la oscuridad. Gracias por acompañarme.




Entrega de la mención de honor del primer Premio hispanoamericano de poesía de San Salvador

Por Mauricio Vallejo Márquez

Ayer estaba feliz por la mención de honor que iba a recibir, pero rebosaba de dicha al ver el cariño y amistad de muchos de mis amigos y amigas que nos acompañaron a la premiación. Sabiendo como es de complicado el tráfico en San Salvador, sobre todo cuando nos movemos en buses. Fue hermoso encontrarme personas que me saludaron con mucha alegría y poder ver rostros que tenía días de no ver.
Me alegra saber que el primer lugar fue por mayoría y que había una buena visión por mi trabajo. El poemario Nueve_soy es una descripción desde mi sobre mí y el mundo utilizando el nueve como sustento de todo, claro, según la kabalah yo soy un nueve. Siempre debo agradecer al poeta Manuel Iris y a la periodista Jasmine Campos porque fueron los principales animadores para que me embarcara en esta aventura literaria en la que quedamos entre los cuatro finalistas de 141 poetas.
Me alegra ver la transparencia y probidad que hubo en el concurso, al saber que Wilfredo Marmol Amaya era quien lo coordinaba, no me queda lugar a dudas de que hubo honestidad. Siempre he desconfiado de los premios literarios, siempre he creído que están amañados. Pero en este doy fe de que he percibido transparencia y eso es un premio para los organizadores. Me hubiera encantado tener el primer lugar, pero el juicio de los jurados tuvieron a bien darme una mención de honor.
Llegamos temprano a la cita junto a Karen Lara y Wilfredo Arriola, mis infaltables compañeros. Pronto se sumó Alicia Herrera Rebollo, Patty Ana Silva , y dejando un espacio en su apretada agenda nos acompañó Rob Escobar, mi hermano, como representante de Tonaca.
Antes de pasar llegó don Javier Arana, a mostrarnos su afecto y compañerismo.
Justo a la entrada del salón me encontré a Sandra Monterrosa, amiga entrañable de mi mamá, quien nos acompañó durante el evento con la alegría y emotividad que la caracteriza.
La sala se fue llenando de poetas y amigos que nos acompañaron:  Mario Alberto PleitezJorge Canales, Amapola Josefina SibrianAndres Norman CastroLuis Antonio Chávez, Waldemar Wally RomeroFrancisca AlfaroKaty Alvarez , Any Abrego,  Vicky Caceres, don Israelito Fuentes y su pequeña Abigail, mi mentor y amigo Cesar Ramírez Caralvá. Creo que no hay mayor bien para un ser humano que la amistad, yo me siento millonario en ello. y sin faltar el maravilloso acompañamiento de mis camaradas de sangre: Josefina Pineda MárquezPatricia Márquez Motto y GlorixLu Menéndezz.
Hubieron palabras que me llenaron mucho, como las que me dio Jorge Canales al terminar, diciéndome que uno debe alegrarse cuando un compatriota obtiene un premio, porque es el triunfo de todos y que en ese momento quien gana es el que alza la bandera. En verdad es muy sabio lo que dice y es algo que he ido aprendiendo en el camino.
Me llenó la felicitación del embajador de Argentina y las palabras que dio Fernando Fajardo, creo que fue un enorme ánimo el que me dio, además de las buenas noticias. Su frase: " Con esta publicación Mauricio Vallejo Márquez estará entre los grandes poetas de habla castellana" es como llevar una medalla en el pecho.
Seguiremos adelante, procurando siempre tener el ojo dispuesto a la luz y no a la oscuridad. Gracias por acompañarme.