domingo, 20 de diciembre de 2009

Dos soles

¿Quíén dijo que dos soles no se podían juntar?
Y así fue la mañana y la tarde, con sólo 71 años de diferencia, pero eternos, como un cuadro de Monett para observarlo mientras las horas dan la apariencia que se quedan inmutas y estáticas.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Mi abue, mi buena madre

Por MVM

No sé cual es el primer recuerdo que tengo de mi abuela, a quien no sé porque razón no seguí llamándole Mamá Finita cuando ha sido más que madre para mí; pero, aunque tengo imágenes difusas de nuestro primer encuentro si sé que es una persona fundamental en mi vida.

Cuando era pequeño me contó historias de mis tíos, de su juventud, de mi abuelo y hasta de mi familia paterna. Siempre tuvo el tiempo de sentarse a conversar conmigo, incluso durante los comunes apagones de los tiempos de guerra cuando su boca a penas parecía arder ante el reflejo de las llamas y me contaba de Ulises o de las ninfas o alguna otra historia. De igual forma cuando llegaba cansada del trabajo e incluso si quería descansar me pedía que tomara una siesta con ella.

En mis cumpleaños siempre me regalaba un libro y de igual forma lo hacía para navidad (Además de cederme todas sus libreras). Mis primeros escritos los atesora entre sus archivos, no sólo los de adolescencia, sino aquellos que incluso fueron ilustrados por mi abuelo cuando yo aún no cumplía nueve años. Ni mi mamá ha tenido esa delicadeza.

Mi abuela fue mi confidente de niñez, a quien le contaba casi todo y aún lo es, creo que aún le cuento casi todo lo que hago e incluso le pido consejos. Me agrada verla con mi hijo porque me recuerda aquellos años en que yo me acercaba más a ella, mi hijo también disfruta su amor y cada viernes que llega a visitarla es ansiado desde el viernes que tuvo que volver a casa con nosotros en la tarde. Tiene la costumbre de hablarle por teléfono y contarle secretos, toma el telefono y le marca. Ni siquiera mi esposa y yo nos enteramos que le pidió una lupa para su cumpleaños; y mi abuela, como siempre, removió cielo y tierra hasta encontrarle una que fuera la adecuada.

Siempre al rescate

Mi abuela fue mi heroína, mi rescatadora. Siempre que creía que no había nadie que se interesara por mí ella surgía, en esos días en que desconocía cómo se enteraba llegaba a mi auxilio, como aquella mañana que tuve un vergonzoso accidente en el kinder Centro América y aún no cumplía los cinco años, es decir menor que mi pequeño hijo. Sin embargo, ese día estuvo allí, así como el día que mi mamá me dejó aquí y ella se fue a hacer su vida a New York, mi abuela jamás faltó a una reunión de padres de familia cuando yo estuve a su cargo y siempre estuvo pendiente de que hiciera las tareas. Ella estuvo presente al igual que mamá Yuly (pero con mayor presencia), me cantaba o mejor dicho yo le pedía que me cantara. Me agradaba tanto escuchar su voz y la atención que me ponía. Me resisto totalmente a pensar en su ausencia, mi abuela es muy importante para mí y deseara que viviera mucho mucho tiempo. Cuando me recibe en su casa y la veo que con toda generosidad me extiende su corazón pienso que la necesito porque la amo, porque no tengo palabras para explicarlo.

Mi abuela no dudo en utilizar toda su fuerza para ayudarme a no perderme mientras coqueteaba con los peligros de la juventud y le dio valor y atención a mi destino. Sin el apoyo de mi abuela no estaría donde estoy. En verdad no sé como no le digo mamá, si ella ha sido mi madre desde antes que perdiera a mi papá. Mi abuela tiene un espacio enorme en mi corazón y nunca saldrá de allí.

martes, 8 de diciembre de 2009

El trabajo de ser misericordioso

por MVM
La parábola del buen samaritano es impactante. Sin importar las diferencias, un samaritano tiene misericordia de un judío y lo ayuda sin esperar nada a cambio. Es increíble, pero la mayoría de las personas no pueden hacerlo. Y no vamos a decir que yo no soy así, aunque el hecho de ser cristiano me obliga a cambiar esa actitud y tener compasión de la gente, ser verdadero prójimo. Con los años entendí cuando el Señor dice: "Misericordia quiero antes que sacrificio". Eso vino a enseñarnos Jesús y fue difícil que lo entendieran los judíos de aquel entonces, como ahora es complicado comprenderlo por la gran mayoría de personas. Nadie en su sano juicio amaría a un enemigo, pero, ¿No hace esto Dios?, ¿Acaso no permite la vida de todos sin distingo? Así que: "tengamos misericordia", me dije y hasta este día sigue siendo un duro trabajo, pero cada vez es menos difícil, cada vez es más agradable, cada vez es mejor para mí. Creo que todo es porque lo intento, en verdad sé que aún hay mucho que mejorar, pero un viaje de mil pasos inicia con uno, dos, tres, hasta llegar a la meta.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Volverá a crecer

por MVM

No puedo decir que la costumbre de rasurarse la barba sea un invento del siglo XX, pues es mucho más antiguo que eso, incluso que Marco Polo y tanto más que la Biblia. Sin embargo yo me siento raro al haberme rasurado (y eso que apenas son 20 horas con la cara limpia), sobre todo porque llevaba más de un año de tener larga toda la barba y casi dos de andar el mostacho. Me iba a dejar el bigote, como la vez anterior, pero al ver mi enorme nariz y las orejas me recordé de varias personas y ante la mirada de extrañeza de mi esposa e hijo, preferí borrar de tajo todos los pelos que tenía en el rostro (ja ja ja), aunque me venía bien un cambio de apariencia. Al principio fue una catástrofe, pero poco a poco le encontré el chiste: me miro bien cipote, lo único malo es que siempre que me rasuro me causa reacción, sea con navajas finas o con máquina, pero es algo que se resuelve fácil pues los bigotes y la barba volverán a crecer, ahora decidiremos si dejamos que crezca de nuevo como el cavernicola que fui hasta noviembre o como el "intelectual" de la perilla.

La última semana me dejé la perilla y el bigote. Me sentía cómodo, pues por lo general así me afeito, pero en esos arranques raros de ver cómo se miraba delineada me afeité un poco más de lo debido y queriendo emparejar el error me terminé llevando lo bueno que aún quedaba. Así que fue una rasurada a pausas y total, como lo que se le va haciendo a los bosques del mundo.

Así que volvimos a cambiar, pero la barba volverá a crecer. Total, es lo único, junto al cabello y las uñas, que me seguirán creciendo en el cuerpo hasta que me muera.

viernes, 4 de diciembre de 2009

El gozo de tenerlos

MVM

Ante los ojos de mi amada cualquier paso, aun siendo duro y complicado, se torna agradable y me da las fuerzas necesarias para seguir librando diques. Ver a mi hijo feliz y a mi esposa regalarme una sonrisa son las mejores albricias que pude recibir este cumpleaños (además de la llamada de mi abuela, de Ursula, de Mirna, de mi mamá y del hermano oso), creo que Dios me premio con tener a esta mujer y a este niño pegaditos a mi, compartiendo triunfos, derrotas, el almuerzo, el tiempo. Mi familia es hermosa. Cómo no darle gracias a Dios por ellos, por tenerlos conmigo, por envejecer junto a mi esposa, por ver crecer a mi hijo y por añadidura a Arte-Jonás, que es la delicia de Lya y Santiago.

Me llena de alegría escuchar a Santiago recitando los diez mandamientos, los libros de la ley, sus cuatro palabras en mandarín y escucharlo orar y adorar a Dios. En verdad El Padre perfeccionó la alabanza en los labios de los niños. Me gusta cuando baila y repite la canción que le gusta hasta la saciedad, así como conversar con él. Mi hijo me llena.

Mi esposa en verdad es mi complemento, mi ayuda idónea, mi vida. En las noches conversamos de todo: del día, del pasado, del futuro y de cosas secretas que nunca voy a decir y menos en un blog. Nos hablamos suave y con amor hasta que el sueños nos vence y al día siguiente a continuar con la vida, felices porque no hay nada mejor que "beber y comer y gozarnos de nuestro trabajo". Sigo creyendo que una sonrisa de mi amada, que una de sus miradas valen más que todo el oro del mundo y por añadidura tenerla junto a mí. Así que ahí vamos, avanzando por la vida, procurando criar bien a nuestro hijo e intentando seguir a Cristo.

jueves, 3 de diciembre de 2009

A sólo diez pasos

Por MVM

Estoy a pocas materias de coronar mi carrera. Cuando era niño nunca imaginé que conocería con tal profundidad el derecho (aunque aún falta bastante por conocer y según dicen nunca se acaba de aprender) y mucho menos que podría verme en un tribunal procurando o acusando. Lo que si recuerdo bien es a mi tío Rodolfo preguntándome "¿Qué quieres ser de grande?". No sabía que responderle, aunque quería imitar en todo a mi papá no tenía certeza del futuro. Pero, algo me hizo decirle que no sabía, pero que me gustaría vestir de traje y tener una oficina con muchos libros y con un escritorio. Sonrió y me dijo: "Abogado. Querés ser abogado". Luego se encargó de aconsejarme: "los abogados son amables y muy educados".

Empecé a estudiar derecho en 1999, pero dejé de hacerlo por que consideraba ser escritor y para ello era más apropiado estudiar comunicación social, así que hice mis maletas y empecé otra carrera en el 2002, algo que reforzó lo que en verdad quería: prefería la jurisprudencia. Así que en el 2006 volvimos a usar corbata y saco para los parciales, así como cargar las pesadas recopilaciones civiles, penales y luego todos los demás códigos. Sacando cinco materias cada ciclo nos fuimos poniendo al día, sin embargo después de haber cursado casi todas las clínicas jurídicas (obligatorias en materias procesales) lo veo como un mero trámite. Un trámite que me gusta, porque ahí está el meollo del asunto: aprender, practicar, ejercitarme, mejorar.

Mientras inicié las introducciones al derecho y otras materias básicas como Derecho Constitucional, el derecho parecía estar encerrado en un círculo, algo que ahora veo sin límites, lo veo infinito. Son tantas las probabilidades y esto basado en la hermenéutica que empleemos para su interpretación (claro sin dejar de ver la exégesis). Así que supimos en verdad cuál es la diferencia entre Derecho objetivo y Derecho subjetivo, así como la mentalidad de notario y de abogado, además de las incoherencias que a veces no se percatan cuando se da a conocer una noticia del acontecer jurídico en los diferentes Mass Media.

Pude conocer a excelentes catedráticos que me enseñaron mucho: Ernestina de mercadillo, doctor Larios, Godofredo Salazar, Castro Galdámez, Ángel Cañenguez, Medina Montejo, Karla Mylady Romero, Pedro Navarro, Guillén, doctor Machón, Ángel Custodio, Lucas Chinchilla, Mirna de Vallecillos, Nelson Rauda, Marco Tulio Alfaro, Hugo Granadino y otros que se me quedan en el tintero. Gracias a ellos aprendí a elaborar demandas, a defender casos, a interpretar la ley, a conocer el derecho, a amar la ley.

Las materias que más me gustaron al iniciar la carrera fueron Teoría del Estado y Doctrinas Políticas, pero ahora que he conocido el ancho mundo de sus ramas, creo que laboral y mercantil son algo muy preciado para mí, es posible que me especialice en esas áreas. Aunque, como dice el lic. Ángel Custodio: "Uno debe agarrar lo que caiga y si no sabe, pues a saberlo". Cuando poseamos el famoso sello nos dedicaremos a trabajar. Mientras aún hace falta para finalizar, pero la meta está a diez pasos.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

La espada de Goliat

por MVM

Hoy por la mañana escuché un sermón de Lisandro Bojorquez, pastor de la iglesia Josúe. Hablaba de la adversidad y los problemas, así como de las luchas diarias. Sé que el tema es común para muchos, pero en verdad es necesario traerlo a cuenta de vez en cuando, si no cómo encontraríamos soluciones para esas dificultades de las cuales muchos se ven incapacitados de resolver. Bojorquez, como todo buen pastor, lo expone con una ilustración de la Biblia. Citó una serie de versículos que nos mostraba que la espada que nos hace vencer es la Palabra de Dios, sin embargo dentro de los pasajes uno me impactó y heme aquí, pensándolo:

David huía. El futuro rey David era un prófugo porque el rey Saúl quería su muerte. Es impresionante ver al hombre que de joven le cortó la cabeza al gigante escondiéndose para guardar su vida. En medio de su huida llega al Tabernáculo y le pregunta al sacerdote si tiene alguna arma.

--No tengo otra, sino la de Goliat, a quien mataste.

--Dámelo, pues no hay otra mejor que esta.

Justo cuando David comienza a ser un prófugo, un paria para su rey y para muchos de su pueblo, en el Tabernáculo del Eterno le recuerdan que tuvo grandes triunfos. Era algo así como decirle "lo mejor aún viene" y claro que vino. Saúl se suicidó y el perseguido David se transformó en el rey de Judá y luego de todo Israel y pasó a la historia por ser varón conforme al corazón de Dios y ascendiente directo del Mesías. Y parecía perdido, sin esperanzas, pero el Señor levanta a los pobres y destruidos del suelo haciéndolos sentar entre los nobles de su pueblo.

martes, 1 de diciembre de 2009

Cuando Dios responde

Por MVM
A veces el mundo y todo lo que rodea nuestras vidas ( dinero, lujos, vanidades, quejas, pecado) no nos permiten escuchar a Dios. Eso me sucedió a mí, pasé separado de Dios un buen tiempo, aunque siendo correcto al usar las palabras debería decir un "mal" tiempo, porque estar distante de Él no trae nada bueno, más a nosotros que lo conocemos. Y me distancié precisamente porque el mundo me caló hondo y por eso abandoné mi rutina de oración y mi lectura diaria de las Sagradas Escrituras; pero llegado el tiempo Dios no se olvidó de mí y esperó, con paciencia y misericordia, aguardó a que yo decidiera volver a su redil y otra vez conocer su palabra. Así como aguardó por el hijo pródigo, así como aguarda a los que desean volver a su regazo.
Algunos afirman que Dios no habla, otros dirían:"yo hablé con Él esta mañana". Yo no he escuchado la voz de Dios, pero sí sé cómo responde: por medio de la Biblia, entre otras formas. Al leerla regresé a la fe, como dice Pablo y al escudriñarla de nuevo mi fe se fortaleció, volví a congregarme y aprendo nuevamente de Él y de su amor. Ahora no me importa que tan dura sea la marea o que tan fuerte sea el viento del desierto, porque tengo la seguridad de mi salvación y su promesa: "estaré con vosotros siempre", y así cualquier cosa es fácil y mi corazón está lleno de alegría porque mi Padre Eterno no me deja.
No es sencillo reaprender lo correcto, sobre todo cuando estuvimos equivocados tanto tiempo. Siempre supe de Su existencia, pero mi fe en que Él es mi Ayudador, mi Proveedor, mi Paz, mi Salvador, mi Sanador flaqueó tanto que mi oración fue en cuarto menguante hasta que la noche inundó mi vida. Quise buscarlo en la tradición de mi ascendencia y en lugar de encontrarlo, lo perdí. Dios no está en la religión, sino en una relación, en una forma de vivir, de vivir para Él y por Él. Mañana tengo treinta años, justo la edad que los cohanim (sacerdotes) iniciaban su servicio en el Templo, misma edad en la que Jesús inició su ministerio y eso me da mucho en que pensar, precisamente lo mismo que con tanta preocupación he pensado en los últimos años. No podemos jugar a que somos inmortales y que no existe un juicio. Dios es real y no podemos obviarlo de nuestra vida.
Ahora iniciamos el camino, esperando que el Señor aumente nuestra fe y nos lleve por su sendero hasta lograr lo que Él desea de nosotros. Mientras, darle gracias porque cuando Dios responde, su fuerza y todo su poder nos inunda, aunque seamos débiles, aunque todo parezca contrario. ¡Gloria a Dios! Maran Atah

lunes, 23 de noviembre de 2009

La Fragua presenta los libros: Pecado y Sueño InVerso

En los últimos años me ha asombrado la evolución de los jóvenes escritores miembros del Taller de Letras de la Universidad Evangélica de El Salvador (TLUEES) y precisamente de tres de sus integrantes: Wilfredo Arriola, Nestor Moreno y Rafael Magarín. Cada uno de ellos poseen talento, pero además de ello también tienen la disciplina para enfrentar todos los arduos caminos de la técnica y la corrección.
Wilfredo y Nestor se animaron a entrar de lleno en el oficio de escritores y cada uno ha publicado un poemario en Ediciones La Fragua, el nombre de la colección es Vanguardia. Nestor Moreno presenta su libro: Pecado y Wilfredo Arriola su poemario Sueño InVerso.
Los poemarios serán presentados el 27 de noviembre en la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) en el Centro de San Salvador sobre la calle Arce, en el edificio Simón Bolivar a partir de las 7:00 p.m. y el encargado de comentar la obra de ambos autores seré yo.
Los espero para que puedan disfrutar los versos de estos nuevos valores de la literatura, así como la participación musical del cantautor de Carlos Rubio Calles.
El día de la actividad habrá una mesa con los ejemplares a presentarse y otros títulos de Ediciones La Fragua. ¡Los esperamos!

miércoles, 28 de octubre de 2009

Colecciones en LLAMAS

EL MUSEO DE LA PALABRA Y LA IMAGEN (MUPI) Y LA FRAGUA
tienen el honor de invitarlo a:
COLECCIONES EN LLAMAS
EN HOMENAJE A FELIX ULLOA

Día: Jueves 29 de octubre de 2009

Hora: 5:00 p.m.

Lugar: MUSEO DE LA PALABRA Y LA IMAGEN
27 Avenida Norte, ·1140, Urb. La Esperanza, San Salvador

2275-4870

¡Habrán muchas sorpresas!

lunes, 21 de septiembre de 2009

A mitad de la madrugada

Por Mauricio Vallejo Márquez
Pasan los años. A veces llega una visita inesperada a mitad de la madrugada. Es la misma cara, sólo que el tiempo se va acomodando a sus ojos, a su entrecejo, a su vida. Su aliento etílico no necesita llegar a cinco metros para mostrar que la noche y el alcohol son uno en él. Sin embargo, no es bienvenido, a pesar de que sería bueno. Siempre habrá que decir un no, para guardarlo todo, para salvarlo todo. "Sólo uno conoce de sus problemas", me dice. Y entonces mi negativa. Se cierra la puerta. "Lo conoces", me preguntan en las gradas. "Lo conocí hace unos once años, ahora no lo conozco", respondo. "Y que quería", cuestiona. "Posada", contesto. "¿Y qué le dijiste?", insiste. "Buenas noches y cerré la puerta".

jueves, 17 de septiembre de 2009

Tonaca y mi padre

por Mauricio Vallejo Márquez

Cuando era niño Tonacatepeque se llamaba sencillamente Tonaca, me di cuenta de que el nombre tenía el apellido de "tepeque", casi en la misma época que acepté que mi papá era uno mas de los desaparecidos políticos salvadoreños. Viajé en la ruta 115 más de una vez en compañía de Ursula y mamá Yuly, es seguro que casi la mayor parte de mis fines de semana estuve con mi abiela paterna en Tonaca, un pueblo que siento muy mío, a pesar de que raramente lo visitó. La vez que más recuerdo de esos viejos fue cuando partieron a la mitad una jicama enorme, casi del tamaño de mi cabeza. Esa vez el tuberculo se convirtió en mi comida por todo el viaje, fue una hazaña terminarla.
Justo en la casa de esquina de la Primera Calle Poniente habitó mi familia Vallejo. Justo en esa calle, cuando era de tierra, jugó mi padre y cabalgó sobre un cerdo, distribuyó El Pueblito e hizo tantas cosas más. Es seguro que allí se sentó a practicar escalas musicales con su guitarra e incluso a divagar de la vida, y seguramente también a leer uno de los tantos libros que devoró a tan temprana edad.
El 29 de agosto volví a Tonaca, después del Festival Internacional de Poesía y por un motivo diferente a un simple paseo o a leer mis poemas. La Casa de la Cultura de Tonacatepeque, en conjunto con la Alcaldía, le brindó un homenaje a quien en vida fue Edgar Mauricio Vallejo Marroquín. El parque central se llenó, para celebrar las fiestas en honor a san Juan Bautista (Santa Cabeza) y para honrar a uno de los poetas que creció en Tonaca. Canto Latinoamericano deleitó a los concurrentes por una hora, hasta que los puestos de ventas y las ruedas guardaron un minuto de silencio y se escuchó la Milonga del Fusilado.
Mientras se desarrollaba la actividad la radio del pueblo transmitió en vivo las palabras del alcalde don Camilo, quien conoció a mi padre, así como diversas anécdotas. De igual forma se escucharon sus versos y la infaltable Milonga del fusilado que se oía alternadamente mientras don Carlos Fajardo leía la biografía de mi papá. Fue muy emotivo escuchar esa canción, sobe todo para mi madre. Justo al terminar la melodía nos invitaron a la tarima.

La primera que habló fue mi mamá, quien se ganó al público contando la historia de amor que vivió junto a él y la forma trágica en que lo privaron de su familia para sumirlo en el "olvido". Después compartió el poema Engrasando motores.

Por cosas curiosas de la vida la maestra de literatura y la primera persona, a parte de mi mamá Yuly que conocía y se atrevía a corregir a mi papá fue mi abuela Josefina. Sí, la misma que me instruyó en el camino de la literatura. Habló del momento en que conoció a su exalumno y la forma en que se ganó su corazón y añadió a alguien más en su familia.

Tras ellas, hablé. Quizá, no todo lo que uno debe decir, pues hay tanto que hablar acerca de ello. Conozco más Tonaca que a mi padre. Sé historias sobre él, pero aunque no esté vivo, y no tuve el honor de conversar con él, me enseñaron a amar su recuerdo y eso hago cada vez que toco el tema, porque estoy orgulloso de ser su hijo, así como del talento literario que tuvo y que se demuestra en su obra. Después del acto se acercaron algunas personas para decirme: "conocía a tu papá..." Entre ellos don Luis silva, don Ricardo Alas y otros que no recuerdo el nombre.

Tonaca ha cambiado, ya no encontramos la innumerable cantidad de jícamas que en los años de mi infancia, la calle de mi padre de igual forma cambió, ahora está adoquinada e incluso el tradicional marquesote de enfrenté desapareció, así como la tienda de Chauta. Sin embargo, ese mismo pueblo que conoció el nombre de Mauricio Vallejo, el recordado Moris, lo vuelve a recordar, como él mismo lo profetizó en sus versos.

martes, 25 de agosto de 2009

Homenaje a Mauricio Vallejo en Tonaca


Es grato que el pueblo de mi papá lo recuerde con tanto cariño.

jueves, 6 de agosto de 2009

viernes, 31 de julio de 2009

Fromm y el arte de amar

Por Mauricio Vallejo Márquez

Cuando Eric Fromm afirma que el amor es un arte, la mayoría de nosotros nos mostramos escépticos y empezamos a elaborar una serie de cuestionamientos: ¿Cómo es posible que el amor sea un arte? ¿Acaso no es algo que ya llevamos con nosotros?, ¿Y entonces qué significado tiene decir que Dios es amor? Y tantas preguntas más que podríamos elaborar un tratado inmenso.

Ya de por sí, intentar comprender a Dios es difícil por la sencilla razón de que nosotros como individuos de mente finita jamás podremos comprender la mente infinita de Dios, pero por la fe afirmamos que Dios es amor, sino como explicarnos que dejé que llueva sobre buenos y malos. Eso y para la tradición cristiana el gesto de amor que nos muestra al brindar a su hijo en sacrificio por el perdón de los pecados. La cuestión religiosa o de fe, es mejor dejarla para los teólogos.

Ahora bien, en cuanto a que el amor es un arte, qué podemos decir, primero debemos conocer las definiciones que se nos da al respecto. La Real Academia de la Lengua (RAE) en su diccionario afirma que arte es:1. Virtud, disposición y habilidad para hacer algo. 2. Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros. 3. Conjunto de preceptos y reglas necesarios para hacer bien algo”.

Entonces, podemos secundar el hecho de que el amor es un arte porque si es una virtud y se debe tener disposición para amar y además se requiere habilidad para ello. Gandhi tuvo mucho amor, porque amaba tanto a sus compatriotas que estuvo dispuesto a dar la vida por ellos y luchó hombro a hombro con su pueblo para obtener la ansiada independencia. La madre ama mucho a su hijo y por ello le demuestra su amor trabajando para darle el pan diario, así como calidad de tiempo y el cariño necesario.

También podemos dar por sentado que es una manifestación de la actividad humana, aunque ¿cómo podemos estar seguros de que los animales no aman? Y podemos continuar el análisis de estos conceptos.

Pero el amor, el amor. Esa palabra maravillosa que se escucha varias veces en la Biblia y ya no se diga en nuestra vida. Recuerdo aquellos versículos del Nuevo Testamento que aún no he aprendido de memoria y a pesar de ello recuerdo en ciertos momentos de mi vida:
Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe.
Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios - el saber más elevado -, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta amor nada soy.
Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de nada me sirve.
El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo.
No se alegra de lo injusto, sino que se goza de la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo.
El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías son también algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá.
Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuándo me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces las vemos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido.
Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor”.

El amor también tiene definición, según la RAE: “1. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
2. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
3. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo”.


Ya nos deja en un buen problema la definición.

¿Sentimiento?
Es decir que el amor es un sentimiento, ¿acaso el arte no es sentimiento también? Para Fromm así es y defiende su postura en su libro el Arte de amar.

Si no practicamos el amor, si no procuramos tenerlo, sin dudas viviremos igual siempre: condenados a vivir por metas, por dinero, por poder.

Nunca había analizado que el amor se desarrolla en nosotros por experimentarlo, por verlo practicado en otros, en fin por tenerlo. Y es confuso, porque el amor, ese verbo sublime no siempre se tiene. Muchas personas, sin importar su condición social viven con egoísmo y sin amar, quizá porque no conocen el amor o porque nadie se los enseñó. Pero, el amor, al igual que el arte es algo innato del ser humano que puede ser apreciado y producido, y no es exclusivo de algunos individuos como el caso de la pintura, el teatro, la poesía, el cine, entre otros. Algunos poseemos ese don, pero no procuramos cultivarlo. Empecemos amándonos a nosotros mismos y luego tendremos la facultad de amar a los demás y poco a poco amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Quizá en ese momento lleguemos a tener un mundo mejor. Mientras el intentarlo, aunque caigamos en el esfuerzo, habrá valido la pena.

miércoles, 22 de julio de 2009

Soneto guardado en mis cuadernos de ejercicios

por Mauricio Vallejo Márquez

Frente a mi van la belleza y aquel año
en anhelo por el lejano velo
de esa risa y esa burla cual un celo
y llega el silencio como en antaño

que sacia mi dolor como un paño
cuando estaba derrotado y en el suelo
solo, herido y mi llanto por consuelo
vagando con mis golpes, sin rebaño

añorando de corazón el cielo.
Con dulzura mi Dios que me responde
y con su suave voz me afirma adonde

debo andar para romper el hielo
y abrazarme a ti y a mi Señor amado
con esa bendición que ha quedado.

(Evidentemente es un ejercicio, pero quise mostrarlo)

viernes, 17 de julio de 2009

Con el sol en contra

Por Mauricio Vallejo Márquez
Iba en el vehículo del Matutino rumbo a Oriente, cuando el cielo comenzó a aclararse. Mientras avanzaba por la carretera el sol dominaba, cada vez más, el firmamento. No era la primera vez que yo veía un amanecer, pero sí era la primera ocasión en que me dirigía al Este mientras el sol iba en sentido contrario.
Mientras la calle se apreciaba más, el sol permitía que apreciara mejor la vegetación que estaba alrededor de la carretera y entre todo ese verdor las láminas o el bajareque de algunas casas que apenas se apreciaban entre los cultivos y los árboles. Era difícil ver el camino, el sol hería nuestros ojos, pero igual avanzábamos.
Casi todos los viernes viajaba a los departamentos orientales, con el objetivo de escribir artículos, crónicas o reportajes de dichos viajes. A veces (la mayoría) llevaba un tema planificado, otras: alguna asignación. Aunque aprovechaba la visita para conocer más de una historia que fuera interesante para mis lectores, siempre me encontraba con potenciales historias literarias que apreciarán más adelante, pero no en este escrito. Gracias a esos viajes conocí muchos lugares y tanta gente que me enriquecieron como ser humano. Comprobé que El Salvador es mucho más que la ciudad de San Salvador y sus alrededores (también hermosos), también aprendí las diversas costumbres de los lugareños e incluso la forma de hablar (para no parecerles raro). Me enteré que existían los indios kakawuiros, que había varias lagunas, que teníamos un sitio Ramsar y que las playas podían ser solitarias y tan bellas como los calendarios de la riviera francesa por la madrugada o de las playas mediterráneas. Vi volar a las garzas, correr al correcaminos, navegar en canoa y en lancha, caminar sobre una marisma y sorprender a personas en posturas comprometidas. Vi escenarios y escenas maravillosas, pero también conocí muchas tristes. Supe que la gente vivía en una pobreza que jamás dimensioné (y eso que ya había visto pobres), estaba lejana de las necesidades consideradas básicas para los capitalinos. Fue en esos días en los que me percaté de que en la sencillez también se encuentra la complejidad. En fin, tanto que con unas líneas no basta para decirlo y extenderme mucho sería innecesario si aplicamos la teoría del minimalismo y damos por cierto de que al menos deberían escribirse mil páginas sobre ello. Sin embargo ese amanecer me mostró que caminar con rumbo al lugar donde nace el sol logró darme un poco más de luz, aunque avanzara con el sol en contra.

Fotografía: Cross Blanco.

martes, 14 de julio de 2009

A la espera del Padrino

Por Mauricio Vallejo Márquez
Aún no he tenido el placer de leer El Padrino, la novela que inmortalizó a Mario Puzzo y lo lamento, creo que en las próximas semanas iré a buscarlo porque es imperdonable privarme de hacerlo. Seguro que en más de una librería lo encuentre, pero si no es así don Chusito lo consigue para mí. Pero, sí he visto la película del mismo nombre (varias veces) que dirigió Francis Ford Coppola y me sigue cautivando; aunque por momentos me da la sensación de mucha parsimonia, sobre todo en la primera entrega, que la vuelve monótona. Pero el mismo ritmo del guión la va dinamizando hasta llegar al final y nos deja el deseo de ver la segunda parte y luego la tercera. Claro que existen más elementos que la convierten en un clásico, además de todos sus premios. En 1972 tuvo once nominaciones al Óscar y ganó tres, entre ellas el de mejor actor. Marlon Brando (Vitto Corleone) fue el laureado en esa ocasión.
La película es una adaptación de un libro (como ya dijimos), pero en esta Coppola tuvo la cooperación de Puzzo, así que la película tiene varios elementos que destacan en el mundo literario. Además, Paramount Pictures compró los derechos de la novela de la que al final se adornaron varios fragmentos, pero se procuró respetar la trama del escrito original de Puzzo.
Los personajes principales tienen personalidades muy profundas. Vitto Corleone, que es el “Don” es un hombre honorable, además de ser el líder del hampa. Es tierno con sus hijos, aunque también severo. Precisamente la escena del inicio de El Padrino me sorprende: Vitto acaricia un gatito, mientras le han llegado a pedir un favor. Un favor al que no accede porque aún no le han llamado “padrino”. Sin embargo, al llamarlo así accede y anuncia que en algún momento pedirá un favor y que ese momento tal vez no llegue, pero igual debe estar expectante porque él concederá la petición.
Algunos de los consejos de Corleone son apreciables, como por ejemplo: “Nunca serás un hombre de verdad si no le dedicas tiempo a tu familia”. Para muchos, de seguro, es una afirmación dura, porque ahora el tiempo escasea y se llega cansado del trabajo. Pero los niños crecen, el amor puede enfriarse o incluso olvidarse. Quizá ese consejo de Corleone lo debamos tomar más en serio. También menciona otros temas: cómo salvarse de un atentado, cómo matar a los enemigos, de dónde viene una traición y tantas más que en verdad deben verse y escucharse mientras se aprecia el video.
Por momentos me da la impresión de que Vitto Corleone habla después de haber repasado El Príncipe de Nicolás Maquiavelo, pues existen muchas semejanzas.
Michael Corleone, hijo de Vitto, también es un gran personaje. Al principio parece estar fuera de los negocios de la familia, y al ver a su padre impotente después de un atentado ingresa en ese mundo, del que le es imposible salir convirtiéndose en el nuevo líder. Tiene mucho de su padre, pero es más frío y calculador tanto que es capaz de asesinar a su hermano Fredo después de descubrir que lo traicionó. No lo hace en el instante, aguarda a que muera su madre para mandarlo a ejecutar. Sin embargo, Michael se arrepiente de ello y se lo confiesa al Papa que asesinan en la segunda entrega.
Y Vincent Mancini, el hijo de Sonny, y que al final se convierte en el nuevo Don Corleone. Este tiene la personalidad de Sonny: arrebatado, impulsivo, iracundo. Pero con la diferencia de que aprende a dominar su carácter. Cumple con su papel, incluso en el momento de mayor intriga.
Existe la posibilidad de una cuarta parte, pero Paramount Pictures aún no se anima a realizarla. El guión lo escribió casi en su totalidad Puzzo. Espero que pronto podamos ver de nuevo a El Padrino en la pantalla grande.

viernes, 10 de julio de 2009

TODO CAMBIA

Por Mauricio Vallejo Márquez
Mientras pasan los años, la infraestructura de las ciudades se modifica. Existen zonas que ahora son irreconocibles para mí, porque antes (hace diez o veinte años) eran jardines, casas más pequeñas o terrenos baldíos en los que las lagartijas, los tacuacines y otros animales podían habitar con relativa calma; el clima de la ciudad era un poco más frío y el verdor era suficiente para sentirnos libres o darnos, al menos, la sensación. Sin embargo, así como cambian las ciudades también cambian las personas.
Me di cuenta de la posibilidad de cambios inesperados cuando aún trabajaba en la redacción de deportes de un matutino local. Tony Miranda, presidente del CID (Círculo de Informadores Deportivos), me llamó por teléfono para comunicarme que Tony Saca quería ser presidente de la república. En el momento me quedé estático, no lo creía. Recordé al Tony Saca que todos conocían: un narrador de partidos de fútbol y en ese momento era presidente de ASDER (Asociación Salvadoreña de Radio Difusores). Le propuse al editor de mi sección que me cediera espacio para el tema, pero se negó. Me dijo que era algo irreal y sin importancia porque hasta los niños quieren ser presidentes. Le explique lo que me dijo Miranda y que al parecer era un fuerte candidato y toda esa información que es la que habla Mostaza en sus libros de periodismo, pero siempre fue no.
El caso anterior me permite compararlo con uno más reciente. Cuando vivía con mi abuela Josefina, todas las mañanas veíamos el programa de la Entrevista Al Día, que era dirigido y presentado por Mauricio Funes, en el cual entrevistaba a los personajes de la política nacional e internacional o a personajes protagonistas de temas de interés. A mi abuela le agradaba mucho verlo, tanto que miraba fijamente el televisor y apenas se movía de la silla del comedor (a esa hora desayunaba). Al pasar los años se escuchó con fuerza el nombre del periodista como posible candidato a la presidencia, tanto o más que otros personajes y ahora es el Presidente de la República. Al igual que Saca era conocido por la gente, pero no de la misma forma. A Saca lo conocían por narrador de partidos de fútbol y emitir comentarios acerca del deporte, además de ser fanático de L. A. Firpo (equipo de fútbol). En cambio a Funes, por sus agudos comentarios acerca de la realidad nacional y su imparcialidad en las entrevistas. El actual Presidente se destacó por el esfuerzo de hacer un buen periodismo, gracias a ello la gente lo respeta y lo aprecia, por ello las urnas tuvieron más votos para él y no para el partido contrario.
Muchos creyeron que era improbable que Funes alguna vez lograra ser presidente. Varios aún lo creen, pero él está allí en CAPRES (Casa Presidencial de El Salvador) dirigiendo nuestro Estado.
Todo cambia, algunas cosas para empeorar, otras para mejorar. Nada es en realidad estático. El único inconveniente es no lograr dimensionar los cambios que llegan o están por venir. Así como cuando amanece, lo único que se requiere para darse cuenta es poner un poco de atención.

martes, 7 de julio de 2009

La muerte puede demorarse

por Mauricio Vallejo Márquez

Algún día moriremos. Si alguna certeza tengo acerca del futuro es que a todos nos llegará la muerte. Sin duda alguna, aunque no sepamos cuándo será. No pretendo desmotivar a nadie, hago la aclaración.
En los alrededores de la colonia Montebello esa posibilidad se veía cada vez más cercana y en algunos era un llamado para tener precaución. Muchos centros educativos de la zona incluso elaboraron planes para evitar ser víctimas del “esperado” alud que aún es una amenaza que puede venir del volcán de San Salvador. También existen muchos indiferentes, incluso no desean enterarse de nada.
Cerca de mi casa llegó el deslave de 1982. Justo a la entrada de la panadería de la colonia. Quizá por ello a algunos no les preocupa quedar soterrados, pues consideran un deslave como algo remoto y casi improbable. Pero por fortuna no lo es para un grupo de vecinos, quienes al darse cuenta de la indiferencia y la negativa de los escépticos emprendieron una cruzada para salvar vidas. Fueron diligentes y persistentes y además de tomar las precauciones necesarias, durante mucho tiempo, tocaron las puertas del Gobierno, recibiendo sólo silencio por respuesta. Sin ningún resultado hasta que la administración Funes llegó. El COEN hizo el diagnostico necesario y se determinó que la zona es de riesgo. Así, sin darle largas el Gobierno actual comenzó a realizar medidas de mitigación junto a la población.
Las tormentas de El Salvador son torrenciales; incluso, gracias a los malos drenajes de las calles cada cierto tiempo alguna avenida se inunda, ya no digamos barrios enteros como pasó en La Vega o en el Bajo Lempa. Los males en tiempos de lluvia son frecuentes y más aún cuando no se toman medidas de precaución.
Al menos estos días sabemos que la muerte no será producto de un alud, pero aún estamos vigilantes de que ninguna desgracia llegué por la noche, así como ese terrible recuerdo del deslave en Montebello, que siempre nos recuerda la casa rosada (la única que no fue destruida por el evento).
No sabemos cómo y dónde moriremos, pero algo que si está en nuestras manos es prevenir el descenso. ¿Cómo? Siendo precavidos y solidarios. Cuidándonos y cuidando a los demás. La muerte siempre llegará, pero entre más la demoremos habremos ganado mucho, así como se ganó en Montebello gracias a la buena intención de algunos.

viernes, 3 de julio de 2009

Felicidades Fragua

por Mauricio Vallejo Márquez

Ya van diez años. Sí, diez años y parece que fue ayer cuando fundamos el Grupo Literario La Fragua, ahora sin el "Literario" porque se encuentran muchas disciplinas artísticas dentro de la agrupación. En ese entonces creímos que sólo eramos literatos y que el arte se resumía al camino de las letras y nada más, sin embargo ahora además somos una editorial y una promotora cultural en la que todas las artes tienen un espacio.

Junto a Gabriel Quintanilla trabajamos por mucho tiempo brindando presentaciones de nuestros plaquettes o lecturas de poesía, ingeniandonos para sacar publicaciones a bajo costo, así como la forma de trabajar, buscando entretener y educar, además de fomentar el hábito de la lectura. En el 2007 se nos unió Carlos Rubio Calles, a quien llamamos con afecto Carlitos. Carlitos se encargó de amenizar con música las presentaciones, a veces acompañar nuestros versos con guitarra clásica, y ahora ya está preparado para grabar su primer disco bajo el sello del Grupo La Fragua.

Claro que las cosas no se quedarían sólo en versos y música, pues el 2008 se incluyó Gabriel Alvarado, quien además de escritor es pintor y actor. Desde ese momento La Fragua cambió muchos modelos que tenía bien firmes como eso de la seriedad absoluta y sólo leer con algo de música. Cambiamos y empezamos a elaborar performance, a incluir audiovisuales, exposiciones de fotografía y pintura. Ahora Gabriel está preparándo su exposición en el Café Cultural Rayuela para la próxima semana. Y así se fueron sumando muchas personas más: Rafael Magarín, Wilfredo Arriola, José Morales,Cross Blanco, Beatriz Quintanilla, Lya Ayala (quién ha colaborado desde el inicio del proyecto), Gloria Menéndez, Nestor Torres, Roberto Palencia y más personas que se suman al esfuerzo.

No nos imaginamos aquel 4 de julio de 1999 que además de recordar la desaparición de mi padre, Mauricio Vallejo, fundáramos un grupo que llegaría a tener diez años y promovería a nuestros artístas. Siempre he creído que los artistas merecen ser respetos y ganarse la vida en algo tan noble como es el arte, por eso contra todas las adversidades La Fragua continua luchando. Espero que aún más tiempo continuemos abriendo espacios para pintores, escultores, escritores, fotógrafos, actores, arquitectos; e incluso el proyecto viva muchos años, más de los que le podamos acompañar y logre siempre sus objetivos y metas. Felicidades Fragua.

domingo, 28 de junio de 2009

Un golpe de estado siempre es antidemocratico

por Mauricio Vallejo Márquez

Es una pena que aún en pleno siglo XXI existan personas que deseen arrebatar lo legítimo con la fuerza. En Honduras las Fuerzas Armadas han hecho un golpe de Estado Militar y han violado su misma Constitución al quitarle ilegítimamente la presidencia a Manuel Zelaya.

No les ha bastado con quitar al mandatario elegido democráticamente, sino que incluso han afirmado que su Golpe es una medida de verdadera democracia. Incluso se conoce de maltratos a las personas de las embajadas de Cuba y de Venezuela, según lo expresan algunos medios internacionales de prensa. En verdad es una pena lo que sucede en Honduras y la demostración de la intolerancia y la falta de razón de parte de un grupo que sentía amenazados sus intereses ya sea económicos o de poder.

Todo presidente, y sobre todo uno apoyado por el pueblo, debe terminar en el tiempo establecido su período presidencial y esto no lo han respetado los militares hondureños que han desobedecido al comandante de las Fuerzas Armadas Manuel Zelaya. A pesar de que incluso los gobiernos de Estados Unidos, Venezuela, Ecuador, Chile, El Salvador y tantos más han condenado la acción de los militares hondureños. Hasta la Organización de Estados Americanos (OEA ) se han pronunciado en contra del Golpe.

Vivir en toques de queda es difícil y los pobres ciudadanos hondureños están siendo reprimidos y encarcelados en sus propias casas desde hoy a las 6:00 pm. hasta el próximo martes. Sin dejarles expresarse, sin importarles que apoyan a Zelaya incluso a riesgo de sus vidas, las cuales casi han sido irrespetadas por los soldados que han disparado al aire y han amenazado con sus fusiles, no sólo a ciudadanos, sino también a periodistas. Es una falta de respeto a la dignidad humana de parte de los golpistas que privaran de alimento, de circulación, de comunicación a los ciudadanos hondureños por el "pecado" de haber elegido a un presidente progresista.

Es una verdadera lastima y es algo condenable. La democracia nos llama a ser tolerantes ante las ideas de otros. No permitamos más atropeyos a los ciudadanos hibuerenses y esperamos que pronto sea restablecido el orden de esa nación de la forma legal y permitir el regreso de Zelaya a terminar su periodo presidencial, tal y como su pueblo lo desea. Adelante Honduras, estamos contigo.

martes, 23 de junio de 2009

Re leer

por Mauricio Vallejo Márquez
Siempre es necesario hacer una re lectura de los textos. A veces parecería que no lo es, pero si no tenemos los conceptos claros o una duda en la sintaxis lo más seguro es que tendremos una concepción oscura.
No importa qué sea lo que leamos, si es literatura, historia, artículos, ensayos, estudios. Siempre deberemos releerlos para que no nos queden dudas o vacíos, pues aunque los queramos rellenar en el futuro, nos lamentaremos de no haberlo hecho antes.
En el oficio de escritor es prudente que conozcamos además de la trama, el manejo de los personajes, el tiempo y espacio utilizado, el ritmo, en fin tantas cosas que con sólo darle un vistazo a la obra no es posible hacerlo. Pero la experiencia, además del estudio nos ayudarán a tener un mayor conocimiento acerca del tema.
En los últimos años me he confirmado que así debe de ser. Leer es bueno, pero releer es aún mejor. Este concejo es bueno de igual forma para los que escriben (sea literatura, informes, cartas): una re lectura de sus escritos pueden salvarlos de errores dramáticos. No importa si lo hacemos una, dos, tres... cien; el resultado será mejor y más limpio.
Vale la pena hacer na re lectura.

jueves, 18 de junio de 2009

Mamá Chita y Luis Cardoza y Aragón

por Mauricio Vallejo Márquez

Las conversaciones que tuve con mi mamá Chita las recuerdo como un momento de ternura y de esfuerzo. Ella tenía más de 90 años y yo apenas unos 12. Sin embargo, tenía una forma de ver la vida que casi se podía decir que era un poema en vida. No le preocupaba la muerte, ni si cambiaba Tonaca e incluso lo que pasaba en la esquina; pero si le interesaba saber de nosotros. El tiempo se encargó de separarnos un poco y quizá para siempre pues al llegar a la adolescencia fueron menos frecuentes mis viajes a Tonaca y cuando murió mi abuelo en 1997; pocos días después, murió ella. En esos años la literatura se hizo más profunda, tuvo más nombres y las conversaciones con ancianos fueron menos. Pero no así las lecturas de escritores que ahora serían ancianísimos.

En 1999 cuando llegaba todos los días a una revista para buscar a Carlos Santos y conversar o para mostrarle un poema, la directora tuvo a bien permitirme a mí y a otro joven escritor que prestáramos libros, fue allí donde conocí al poeta Luis Cardoza y Aragón, uno de los poetas que más me han impresionado.

Precisamente el próximo 21 de junio Luis Cardoza y Aragón estaría cumpliendo 108 años y es por eso que relaciono a mi mamá Chita con él. Pues ambos han sido dos de las personas más ancianas con las que he compartido varias horas. Con mi bisabuela porque contaba sus historias, sabía de todo a pedacitos, ya que el tiempo es cruel a veces para borrar recuerdos. Con el poeta en cambio comenzamos a volar y descubrir muchas cosas más.

Me fascinaron varios de los escritos de Cardoza y Aragón, pero el poemario que más leí y volví a releer fue Entonces sólo entonces. En esos años tenía la impaciencia de publicar y de ejercitar. Así que su poema 6 lo tomé como referencia de ejercicio, de la misma forma que hacia con los poemas de Trilce de César Vallejo, hasta que me di cuenta que el mundo poético era amplio tanto para afuera como hacia dentro.


6
Veo una blanca figura de yeso
en el centro del ruedo.
Un negro toro poderoso y recio
la embiste desde lejos.
Deja a sus pies espuma del hocico;
bufa y resopla.
Nadie los ve. La plaza abandonada.
Yo he sentido las astas en mi pecho.
En la tarde, cipreses y palomas.
Hay un lucero solo
en el cielo infinito.


(Luis Cardoza y Aragón)


El poema me impresionó porque además de su ritmo me transmitió algo tan fuerte. Sentí de verdad la corneada no se si contra el joven torero, que incluso podía simbolizar a cualquier sujeto que anda por allí creyendo que la vida es desprevenida y que no hay toros cercanos, o incluso contra sí mismo. Hasta el momento me sigue gustando y en los talleres que imparto, así como en el curso de preceptiva literaria sigue siendo motivo de estudio.

Gracias a este poema me decidí a escribir poemas que emularan ritmos más fuertes y así surgió el poemario Cantar bajo el vidrio cuyo primer poema es:


No hay más que buen fuego
en el centro de espadas
mordiendo la escena naciente.
El invierno en un puño
florece en los ojos vendados
del ser que se anida
en la mar de su entorno.
Golpea y se alza tocando el retoño que es él,
suspira y desciende
conociendo en ceguera toda espera del mundo.


Diciembre cosecha en vientres marrones
empuñando latidos en oro
el fuego lo cuece y el alma también,
y la espera en sí mismo.
(1998)


Mucho ha pasado desde esos años, como por ejemplo ya no publico mi poesía más reciente, porque está aguardando el momento oportuno. Tengo unos diez años sin publicar mis últimos versos, salvo algunos poemas sueltos como los que aparecen en el poemario de Vallejo a Vallejo o el poema Isla.

En fin, salud Luis Cardoza y Aragón. Felices 108 años, los mismos que tendría mamá Chita. Ambos nacieron el mismo año; aunque nunca se conocieron, los dos se encontraron en este escrito.

miércoles, 17 de junio de 2009

Digitando obra de Mauricio Vallejo

por Mauricio Vallejo Márquez
Cuando cumplí mi mayoría de edad tuve un regalo de mucha responsabilidad. En ese momento vi coronado el petitorio constante que le hacia a la madre de mi madre, intuía su importancia, pero no quizá su magnitud. En ese año mi abuela me permitió empezar a crecer mientras desenterraba la obra de mi papá (Mauricio Vallejo). Y junto a Alex Guardado, Godofredo Carranza, mi tío Luis Manuel y Atxil Josa nos turnamos las dos palas, la fuerza y el descanso que trajo como consecuencia un buen número de escritos de mi progenitor y la esperanza de que su voz no quedaba en el silencio.
Aunque durante diez años he digitado obra dispersa de él para periódicos o revistas que me lo han solicitado, nunca me había sentado en verdad a digitar toda la obra que estaba enterrada o a investigar las publicaciones que se han hecho en El Salvador (como primera etapa). Así que las últimas semanas me he dividido en varios roles y vamos avanzando.
Los cuentos en su mayoría están en archivos, al igual que la poesía. Con la novela seguimos laborando. El teatro aún le damos tiempo. Las cartas, que están muy buenas, también están avanzando (estás últimas fueron encontradas en otro lugar). Sus ensayos apenas se están ordenando. Hoy nos hemos comprometido para que todo esté terminado pronto, sobre todo los cuentos pues tenemos un trato editorial.
He disfrutado mucho leyendo y releyendo a mi padre, pues al sólo tener 23 años cuando lo desaparecieron es sorprendente que escribiera tan bien, de igual forma el gran número de publicaciones. Me conmueve que me menciona indirectamente en varios escritos, así como la alusión completa en poemas como Engrasando motores.
Mi padre creció en Tonacatepeque, donde vivió su infancia con una discapacidad que le dificultaba caminar. Durante mucho tiempo se vio forzado a no moverse, pero lograron operarlo y caminó. Los niños del pueblo como Alonso Erroa, Edgardo Quijano, el tío Tony y otros no lo dejaban solo, se ingeniaron para que jugara con ellos y sin reparos lo subieron sobre un cerdo y lo amarraron para que no se cayera. Eran grandes las carcajadas de disfrute que mi papá lanzaba y que esos niños no olvidan de su amigo sin importar que tienen más de 28 años sin saber de él.
Me imagino que al superar ese problema mi papá no se sintió limitado para seguir el camino que se decidiera y trabajo con ahínco para ser un escritor y un defensor de la justicia sabiendo que la consecuencia podía ser la muerte, como lo fue. Los escuadrones de la muerte lo detuvieron un instante, pero su obra ahí está y ahora yo tengo la responsabilidad de darla a conocer. Así que estoy en el esfuerzo.
Cada vez que reproduzco algunas de sus líneas me imagino que a la mayoría de escritores les gustaría que sus hijos o alguien se encargara de divulgar su obra, tanto los que ya murieron como los que aun están. Recuerdo lo que me dijo Carlos Santos: "Ya quisiera yo que Kalín hiciera lo que tu haces si yo me muriera".
Bueno, después de compartirles esto vuelvo a mis oficios.

lunes, 15 de junio de 2009

Forma

por Mauricio Vallejo Márquez
Con una ramita de mora
ha creado el universo en la arena
un niño
dos puntos son él
y el mundo
con una pequeña mora
que deshace sobre la arena
forma el final de los tiempos
antes que llegue el aguacero.




domingo, 7 de junio de 2009

Nuestra cultura y el beneficio común

por Mauricio Vallejo Márquez
Muchos confunden cultura con el arte, con el conocimiento o con la buena educación. Detalle que no es errado, porque todo esto contribuye a la cultura, pero esta engloba muchas cosas más como: las costumbres, la reacción social, el idioma, la forma de hablar, los gestos, el vestuario. Así que delimitar la cultura únicamente al arte no es bueno ni conveniente, pero así lo han hecho varios sectores por muchos años, no sólo en El Salvador.

En el arte existen muchos géneros: danza, pintura, fotografía, teatro, literatura, escultura, etc. Y todo este conjunto es necesario que sea ejercitado y educado para la gente, pues un país que aprecia el arte, que lo conoce, puede tomar una identidad y desarrollarse mejor. El arte no sólo se disfruta, se aprende de él.

Sin embargo es gracias a la cultura que un pueblo puede tolerar las crisis o reaccionar ante los problemas que tengan a diario. La cultura se traslada de sociedad a sociedad, de padre a hijo e incluso puede existir la asimilación de forma positiva. Algunas lecciones que aportan países como Japón, Cuba, Holanda, Brasil y otros es importante tomarlas en cuenta, así como no olvidar que tenemos una identidad que nos hacen lo que somos: salvadoreños, aunque podemos mejorar.

Los salvadoreños tienen un amplio bagaje cultural que no sólo tiene que ver con las pupusas, la selección nacional o El Carbonero. Son varios elementos, uno de ellos es la frase: "el salvadoreño es muy trabajador", que se escucha en los países donde nuestros compatriotas llegan a laborar. Esta sencilla frase repetida varias veces desde que somos niños hasta que somos adultos puede determinar nuestra conducta, pero puede diseñarse frases que estimulen a nuestra gente como sucedió en Japón tras la segunda Guerra Mundial, en donde se escuchaba: "el japonés es la salvación del Japón". Frase que logró estupendos resultados para la nación del sol.

La cultura de cada país es determinada no sólo por los pobladores de una nación, sino que por sus gobernantes y los ejemplos del exterior, sobre todo si son estudiados y puestos en práctica para el beneficio común.

domingo, 31 de mayo de 2009

Mauricio Funes toma el timón de El Salvador

Por Mauricio Vallejo Márquez

La crisis es una verdadera oportunidad. No existe mejor momento para cruzar un río que cuando llega la tormenta, ni mejor momento para cruzar la montaña que cuando a pocos metros comienza la erupción de un volcán.

Dicen que la crisis económica nos va a aplastar, que no ha salvación, que no quedará dinero en el Estado, que todo se ve negro. Dicen que si los Estados Unidos la sufre como cáncer, en El Salvador serguro que será como ébola. Bueno, eso dirán los que siempre miran que al final del túnel sólo existe oscuridad, pero no son ellos los que determinan el progreso, el desarrollo, lo mejor. Esos necesarios cambios los hace aquel que está dispuesto a tomar el timón del barco en pleno maremoto, el que planea el avión cuando está a punto de estrellarse. Creo que esa visión debemos de tomar ante lo que viene, ante la avalancha que dicen que viene, así como la luz de esperanza que se empieza a ver para mañana cuando el 1 de junio tendrá otro significado.

Mañana tendremos en El Salvador la toma presidencial histórica de Mauricio Funes. Tengo mi esperanza en Dios que hará un buen trabajo y será recordado no sólo por ser el primer presidente del FMLN, o por ser carismático, sino también porque desde el principio dio muestra de querer hacer bien las cosas y de ser el que ha tomado el timón de El Salvador, nuestro pequeño país, que después de 5 períodos gobernado por ARENA queda sumido en graves problemas, en grandes faltantes económicos, con una maquinaria de corrupción organizada y otros tantos males como las maras, las extorsiones, el irrespeto, la poca solidaridad, la falta de diligencia. El presidente Funes tiene grandes retos, pero sé que le hará frente y sólo haber iniciado el camino le da suficiente mérito.

!Bienvenido señor Presidente de la República de El Salvador!

viernes, 29 de mayo de 2009

El Cuaderno de Saramago

por Mauricio Vallejo Márquez
Descubrí hace poco que el novelista portugués José Saramago tiene un blog llamado "El Cuaderno de José Saramago" y está alojado en la siguiente dirección: http://cuaderno.josesaramago.org/.
Me llenó de mucha curiosidad saber que el premio Nobel de literatura (1998) dedicaba un par de horas a plasmar sus comentarios, su visión de la vida y todo eso que da pie para unas líneas en el gran libro universal ( la internet), donde está de más decir que cabe de todo. Allí vemos que sigue su pluma activa, tanto o más que otros autores de su talla, con la salvedad de que podemos decir que regala sus líneas con toda la consideración a los bolsillos de los lectores, así como lo hacemos un buen número de autores no tan reconocidos, como su servidor.
Y entré. El primer post que leí fue acerca de Benedetti y la cadena de correos que se hacia para pedir o llamar a la buena salud, porque el uruguayo no cree en Dios y por lo tanto había que buscar otra forma para que la buena fortuna hiciera parada en la camilla del poeta sudamericano. Con tristeza nos damos cuenta que la buena voluntad no fue suficiente, pues Benedetti nos dejó tras haber sido dado de alta.
De allí todo lo demás ha sido descubrir sus líneas, sus frases, sus gustos y esos detalles que se escapan de nuestras manos porque no consiguimos algunos periódicos u otros medios para leerlo, además de sus libros. Una lastima, pues leerlo es un verdadero placer y un buen reto.
Cuando tenía 20 años y lo descubrí comencé a leerlo incansablemente. Esculqué la Biblioteca de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) de cabo a rabo, y al encontrarlo me puse a leer todo el material que tenían acerca de él: sus libros, cuadernillos, tesis, los estudios sobre el portugués, etcétera. No dudo en decir que fue mi lectura de cabecera por varios años y no dejo de pensar que es un gran autor. Su obra me cautiva, con excepeción del Evangelio Según Jesucristo, que resultó doloroso para mí, pero igual la leí por disciplina literaria.
Lo leí mucho sin dudas, aunque en los últimos años he leído muy poco de él. Eso sí, que de vez en cuando me topo con algunos de sus escritos. Sin embargo todo esto cambió cuando me encontré su blog y ahora puedo leerlo en primera fila.



jueves, 28 de mayo de 2009

Y así llegamos a la literatura


por Mauricio Vallejo Márquez
Siempre he escuchado que la literatura necesita de mucha disciplina. Quizá no netamente el arte de escribir, sino el literato (que es el responsable de hacerla) y con razón el tiempo me lo demuestra.
El problema para muchos´escritores es tenerla, pues ser disciplinado y libre a la vez es incompatible para un buen número de artistas, lamentablemente lograr ese equilibrio es la única forma de conseguir el tan ansiado fruto de la palabra escrita artística. La literatura definitivamente no es para vagos, sino para personas que se dan su lugar, que respetan lo que hacen, que ven la poesía, los cuentos, la novela como elaborar una casa o administrar una empresa: como algo que vale la pena hacer sin importar cuanto tiempo gasten en ello.
No hay horario para escribir, eso es verdad. Pero si tenemos disciplina podemos apartar un par de horas y luego aumentar la cuenta y estoy seguro que al final los frutos serán muy buenos.
Sin embargo además de la disciplina es fundamental el conocimiento y el talento. El primero lo adquirimos a través de la lectura de los libros, revistas literarias, incluso la Selecciones. Leyendo buenos periódicos y analizando, estudiando y ejercitando la Preceptiva Literaria, que casi nadie cultiva. El segundo es un agregado de cada ser humano, así tenemos que algunos tienen talento para el fútbol, la pintura, la cirugía, etc. Es algo con lo que nace y punto. Rafael Menjívar Ochoa afirma que para ser escritor se necesita de 10% de talento y el resto de trabajo. Yo no estoy del todo de acuerdo, aunque con los años me doy cuenta que alguien talentoso que no busca mejorar se queda estancado, mientras otro que no lo era tanto comienza a subir gracias a todo su tesón.
La perfección nunca se consigue, pero se le puede tomar una colita. El escritor debe de fortalecer sus herramientas. Como trabaja con palabras debe saber cómo se escriben; cómo se elaboran oraciones; cómo se maneja un párrafo, una cuartilla, en fin conocer lo mejor posible el instrumento para elaborar los diversos géneros de la literatura. Somos humanos y a veces se nos pueden escapar puntos o alguna letra, aunque no debería de ser así.
Existen escritores que afirman que no es necesario conocer de ortografía y se apegan a que "lo dice" Gabriel García Márquez. La práctica me ha demostrado que un ligero error gramatical o un dedazo logra que la gente empiece a creer que tal vez el escritor es medio ignorante y cosas así.
No quiero extenderme más en estos detalles, porque la verdad es que el primer paso que se tiene que dar en la carrera de un escritor es tener el deseo, después le sumamos la voluntad, el talento, la disciplina, el trabajo y al fin tendremos el esperado galardón: literatura.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Aquel lejano 1997

por Mauricio Vallejo Márquez
Cuando eres un adolescente el mundo parece que no tiene final, que todo es posible y todo puede llegar a ser. Es una lástima que los años en lugar de reafirmar esas esperanzas las merman para muchos, otros seguimos soñando.
Los recuerdos nos habitan y sólo nosotros somos responsables de dejarlos ver, de sacarlos para que fluyan y nos den clases y aprendamos de ellos o nos diviertan o nos hagan llorar.

Ayer mi buen amigo Stanley Boronof me envió un dibujo que hice en 1997. Me habían pedido que dibujara a toda la gente de la sección y aunque fui muy generoso con algunos, con otros les debo un dibujo más elaborado, pero salió la mayoría con trazo aguado, pero con cariño. Al menos esa era la percepción que tenía de todos en ese tiempo o mejor dicho era la que teníamos de forma grupal. El cariño se sigue sintiendo, y como no hacerlo pasamos tanto tiempo juntos.

Ese 507 es una leyenda, que habita en silencio en los pasillos del CCC. Muchos querrán olvidarlo todo, sin embargo hay tantas cosas que no se deben olvidar, como por ejemplo esa gran unión que nos caracterizó y que aún muchos como Boronof y Bernardino se preocupan por mantener a flote.

No miento al decir que aún me gustaría compartir mis mañanas con todos ellos, aunque a veces el silencio es bueno, pero la buya nos da material para sentirnos vivos. Y me gustaría escuchar aún las ocurrencias de Suster, los cuentos de Mogly, las platicas constructivas de Bernardino, las novias de Boronof, el respeto al Gory, las maldades de Zarigueya, los exabruptos de Barbas, los comentarios agudos de Vaquerano, la risa de Karla Solis, Celina, Marta y al otro extremo las de Belia y Hazel, Así como la voz imponente y llena de carácter de Lorena y tantas cosas más como el estudio tesonero de Susana, el buen humor de Neto, la parsimonia de Mc Cuac y no olvidemos las podaderas de Larios. Me gustaría ver otra vez a Manuel reventando el mortero (conste que no era un cohete como él dice) en medio del patio.

Claro que también hay cosas que mejor no, como las llevadas a la coordinación, aunque sigo sintiendo un gran respeto por el profesor Edgar Abrego que aunque era estricto también fue muy comprensivo y bueno. Recuerdo que cuando pasaba algo malo nos tiraban la culpa, una vez incluso me acusaron de quemar la viruta que se lanzó el día de la despedida de los terceros, pero doy fe que no fui yo. También sé que acusaron a Zarigueya, a Super Julio y no recuerdo a quien más.

Aunque los años no pasan por gusto, ahora ya no ando gorra, tengo barba y quizá un par de centímetros más de estatura y también ya no soy tan flaco. Ahora no bebo y tampoco fumo, en mis palabras de esos años me hice un aburrido, pero vieran como gozo todavía, pues aún en los pequeños sucesos aún encuentro lo especial y bello, pero también soy sabedor de que atrás, con los años dejamos cosas muy bellas.

martes, 19 de mayo de 2009

El lunes leímos poesía


Rodolfo Häsler y Mauricio Vallejo Márquez en el instituto de Aguilares

por Mauricio Vallejo Márquez
La poesía siempre nos da vida a los poetas, es la razón de ser. El lunes recién pasado dentro del marco del VI Encuentro de poetas "el turno del ofendido" tuve la oportunidad de leer con un poeta de excelente talla, se trata de Rodolfo Häsler. Junto a él no sólo intercambiamos versos y metáforas, sino que recorrimos la Troncal del Norte, carretera que une el norte de San Salvador con Chalatenango, y además de leer nuestros versos, compartir una amena charla mientras viajábamos.
"Vivo de hacer traducciones, de alemán a español. No se gana mucho sabes, pero vivo", me explicaba Häsler con total agrado. Claro que la poesía es su verdadero sustento y su única responsabilidad, pues: "no creo que sea bueno para mí tener una familia, no con el tipo de vida que tengo, creo que no me fuera posible", comentaba mientras la ciudad se perdía en el verde de los cultivos que nos acercaban a Aguilares.


Ahora bien, Rodolfo Häsler es un poeta de trascendencia que nació en la ciudad de Santiago de Cuba en 1958 y desde los diez años reside en Barcelona. Pero, además de ello una excelente individuo, sencillo, carismático y lleno de tranquilidad. En ningún momento del viaje nos quedamos en silencio. Hablamos del clima, de la literatura, de la historia, de la juventud, de la ropa e incluso acerca del tamaño de algunas cosas. "A veces ser alto en talla la tiene duro para muchas cosas. He escuchado a tíos que se quejan de ello", cuenta después de comentar que en El Salvador es más alta la estatura promedio comparada con México.

Mientras leíamos en Aguilares el público se mantuvo muy atento, es curioso que estos institutos tengan mucho más respeto y aprecio por la literatura que otras instituciones en las que me ha tocado leer. Aquí incluso se acercaron para hablar con nosotros, nos pidieron libros, autógrafos, email, etc. Y también me confundieron con mi padre, me adjudicaron un poema de él "Engrasando motores", así que tuve que aclarar la confusión.

"Mira que bien se quedan, es hermoso encontrar público así y eso que no son educación superior (universitarios)", pronunció mientras escuchaba los aplausos de bienvenida que nos dieron los muchachos de aguilares.


Tras el recital dos alumnas nos llevaron al cafetín donde nos invitaron a un par de emparedados y una soda mientras nos hablaban de la institución y sus clases de cocina. Pues en el instituto se imparten clases libres de costura, piñatería y cocina para las chicas, y de mecánica, carpintería y electricidad para las chicas.
"¿Oye y si tu quieres aprender mecánica no te dejan? Deberían, ¿no crees?", cuestionaba Häsler, aludiendo que las mujeres y los hombres tienen iguales derechos para decidir lo que se debe estudiar. Don Camilo, Rodolfo Häsler, Mauricio Vallejo Márquez, Otoniel Guevara y André Cruchaga.

Luego de comer un excelente lomo de res en Aguilares nos trasladamos a Tonacatepque, la tierra de mi abuela y de mi padre. Recuerdo cuántas veces anduve por allí, sólo que ahora venía a leer poesía.

--Quizá si llegamos temprano vamos a dar una vuelta al centro --dijo Häsler.

--Claro, podríamos ir --dije, pero las horas no nos dieron oportunidad.

Tonaca, como la llamamos cariñosamente, nos abrió las puertas con anchura e incluso el alcalde, don Camilo, nos nombró a Rodolfo y a mí: "huésped distinguido de la ciudad".

El público fue excelente, se mantuvo muy atento y se mostraron alegres al escuchar acerca de mi papá. Además de que me encontré a un buen amigo de mi papá, José Luis Alonso Erroa, quien además es mi tío político y aparece en la siguiente foto.


Tras el recital nos invitaron a degustar unos deliciosos platillos de Tonaca: enchiladas, plátanos y yuca con chocolate. Häsler no dejó nada.

En la mesa mientras degustamos los proyectos, propuestas y la literatura se embarro en el ámbiente mientras la tarde avanzaba. Ya habrá otra ocasión para volver a Tonaca, mientras queda la promesa de Agosto y la celebración del natalicio de Mauricio Vallejo el 28 de diciembre.

--Oye, quizá el viernes por la mañana --me dijo Häsler

--Te prometo que antes que te vayas iremos a dar una vuelta --le dije, pero parece que tendrá que ser la próxima vez que vuelva.

lunes, 18 de mayo de 2009

jueves, 14 de mayo de 2009

Recordando a Mauricio Vallejo



Sólo sabemos que el 4 de julio desaparecieron a Mauricio Vallejo. Nadie sabe dónde quedaron sus restos, ni donde lo tuvieron cautivo sujeto a torturas, nadie sabe cuándo lo mataron, pero lo que no sabían sus asesinos es que su obra y su recuerdo viven para siempre.


Si alguien sabe de su paradero, rogamos que nos informen.


martes, 12 de mayo de 2009

Soy más viejo que mi padre

por Mauricio Vallejo Márquez
Es en verdad muy curioso el ser mayor en edad que mi padre y no porque rompa las leyes naturales. Pero ahora tengo 29 años, mientras que mi padre quedó suspendido en sus eternos 23 años, claro que a la fuerza.
Ver en mi álbum de fotografías como ese muchacho de quien procedo no se gasta, no se arruga, no se encanece, mientras que yo he cambiado tanto desde los 23 y eso que no tengo vicios que propicien un envejecimiento más acelerado. Mi padre en cambio sigue joven y más vivo que otros. Me carga, juega conmigo, me canta, me sigue tratando como un niño. Y esos arrullos siempre estarán allí sin importar cuantas décadas pasen. Así es el pasado, siempre presente y aún en el futuro.
Tengo un par de cassettes donde lo escucho cantar algunas de sus canciones, así como otras tantas conversaciones que sostuvo en la familia, mientras yo apenas descubría que había cosas para llevar a la boca. En cambio ahora que hablo más de la cuenta su voz se mantiene allí reposando a la espera de un tiempo mejor, si es que lo hay. Los tiempos sólo son tiempos, en fin. Su voz acompaña también a mi bisabuela Julia, quien ya hace años se fue también.
Cuando lo veo cargándome imagino las palabras que pudo promulgarme en momentos dificiles, mientras lloraba de niño buscando su regazo o esperando su imposible regreso. Lo dimensiono enseñandome a rasurarme o alguna de esas tantas cosas que los papás le enseñamos a nuestros hijos. Cuando tenía siete años me lo imaginaba a veces tocando la puerta de nuestro apartamento en la Zacamil, donde seguramente si hubiera estado vivo ni se hubiera enterado que estábamos allí. Una vez incluso lo vi apoyado en el dintel de la puerta de mi cuarto con una camisa deportiva roja. Total, son esas cosas que nos quedan a los hijos de los desaparecidos, pues mientras no veamos cadáveres jamás hacemos funeral y entierro.
Cuando tenía 12 años vi a un sujeto que se le parecía en un bus de la ruta 26. Me sentí tentado a hablarle, pero no fui capaz, me contuve y la poca racionalidad que tenía (soñador desde niño) me detuvo.
Bueno, ya no puedo hablar con él, pues al fin envejecí más que él. A medida que leí más la Biblia y me acerque a Dios me dejé adoptar por Él y el Señor pasó a ser mi confidente. Sin embargo mi padre sigue siendo él y lo sigo evocando, aunque como quien guarda un amor por quien no conoce. Pues todo lo que sé de él es a través de historias. Qué podría recordar de él si apenas tenía un año y medio cuando me lo arrebataron.

viernes, 8 de mayo de 2009

Porque el amor trasciende la muerte

por Mauricio Vallejo Márquez
Cuando mi mamá se enteró que en la marcha del 1 de mayo su esposo iba a estar presente no le importó el proceso preparatorio para su operación en el que estaba envuelta y se puso los zapatos más cómodos y salió a la calle.

"Unida a mi serás mujer. La montaña en sus huecos explotará mi rugido de jaguar hambriento. Recogeré tu aliento con mi lengua, beberé tu saliva dulce y tibia, y temblarán mis manos sobre tus caderas y tu pecho. Haré una pirámide, ahí sacrificaremos la pasión con un puñal de cristal, reventará en estrellas y pronto una almendra madurará en tus labios mientras se llena mi rostro de sangre. Suchipilli y xochit sonrién, te han rodeado de flores silvestres las orejas y han probocado mi apetito
Cosita linda que sos; si naciste chula, purita verdad mía. Cabés en mi, y estoy en ti justo a la medida. Y estuve y estaré, como la semilla ovalada en medio del zapote, hoja de Cuma en su cacha", poema de Mauricio Vallejo.

Seguramente recordó esos versos de mi padre cuando apenas eran unos jovencitos y se escribían cartas, buscando en cada esquina una estrella y la esperanza que esos años parecía lejana. Es seguro que agradeció en su corazón a Sebastián Vaquerano y a su esposa Sonia Pineda cuando a pesar de los riesgos protegieron a Mauricio Vallejo en Costa Rica y que gracias a esa valentía mi padre pudo vivir unos años más. sin lugar a dudas hay mucho que agradecerles y creo que siempre estaremos en deuda. Mi madre también debe de haber recordado los poemas que le escribió como "Engrasando motores", "Cosita linda que sos" y tantos más.
No dejó rodar lágrimas, pero es seguro que lloró en silencio en lo más profundo de su corazón sabiendo que si el odio y la intolerancia no hubiesen existido en esos años es seguro que hubieran envejecido juntos y conseguido la tribu que mi padre quería de hijos.

"Somos uno. O yo en ti o tu en mi. No se bambolea y las use, aunque las cosas no se lográn con la oración.
Cosita linda que sos, serás mujer unida a mí", poema de Mauricio Vallejo.



Sin importar el sol duro e hiriente esperó desde temprano a que llegara Otoniel Guevara y el resto de Metáfora con las camisetas. A media espera llegó Danny y Almita con una de las pancartas y sonrío ella al ver la imagen de aquel joven poeta que le hablaba suavemente al oído y sólo evocó el silencio. Cuando al fin llegó el muchacho encargado de hacer las prendas conmemorativas y vio la camiseta en que el rostro de mi padre medio le sonreía, de inmediato se hizo al lado y se ciñó la "azul".

Sin dudarlo el recuerdo y el amor le dieron ánimo y se tiró toda la marcha sosteniendo una de las pancartas en las que iba su esposo fallecido y como en los tiempos en que salía con la UNTS y otras organizaciones estuvo dispuesta a caminar correr y gritar "Hasta la victoria siempre" a su esposo y al resto de poetas mártires mencionados durante el recorrido.
Pocos días después fue hospitalizada y casi casi se reúne con su esposo el martes recién pasado, ya que el algesico que le inyectaron le causo una alergia generalizada, así que la operaron en vivo y a todo color. Ahora se recupera en su cama y aunque está débil se alegra de recordar que fue a marchar y pudo darle loas a Mauricio Vallejo, de quien enviudó cuando apenas tenía 21 años.
Sin importar lo duro que fueron todos esos años y el día impactante en que desaparecieron a una mujer de San Bartolomé Perulapía que tenía 21 años también y se llamaba Patricia Guadalupe Márquez, con la salvedad que su apellido materno era Cantor. Ella está segura que la buscaban, sin embargo la desgracia de esa otra Patricia le dio la oportunidad de vivir a mi mamá, una mujer con la fuerza del cedro, que a pesar de lo duro de los días y sus decenas de operaciones y enfermedades supo salir adelante en un mundo de hombres, en un mundo que le complica la vida a la gente.


Y al finalizar la marcha aún hacía eco en cada uno de nosotros aquel poema profético en el que mi padre le daba aliento sabiendo que iba a morir:

DE PROBADA Y CORRER O QUEDARSE
por Mauricio Vallejo
Antes que te digan otra cosa y veás en tu mente caer a Quetzalcoat y hundirse en el relámpago, recuerda que voy a morir. Estoy apuntado en la lista de la muerte y ella sabe hasta cuando pesaré.
Seré enterrado como quieran, sin confesión, sin cruz, parado, con pitos y tambores, y moriré amando la vida, a ti y a todos. Tomaré el color del barro y me iré caminando por las plantas hasta extenderme en la luz.
Bajá los párpados, mis dedos te miden y llevan yo hasta la oscuridad de tu vista. Ese es el lugar que me unirá a ti mientras vivas en la tierra. Carrizo de bambú que mantendrá el nudo del hilo que estiramos del agua y del fuego. No busqués mis fotos, ahí me llamarás.
Antes que te digan otra cosa, ya deberás tenerme muy dentro, a fondo en tu secreto y en la punta de la lengua. Oirás que ríe el duende, que se desliza el olor de la flor del amate y que adormece el La Fa Do de la flauta.
María, Chalchiuticueye y xochit te cubrirán de jade, mariposas y orquídeas, te entregarán húmeda y jugosa a mis labios como un arrayán. Entonces chispearán gotitas y harán el cielo, tu murmurarás no sé qué, cerrarás los ojos y pondrás los brazos en mi espalda. Yo habré llegado.
No me he desprendido de un altar de Matildito ni de un lirio de Tonaca, he caído a la vida porque sí, a encontrarte. Luego me voy.
Antes que te digan otra cosa, sabrás que de tu piel se levanta el sol y la noche, la espada y la flecha, los almanaques y el calendario, y que puedes dejarme cuando se te antoje, cuando el gallo aún cante, cuando las nubes aún no sean las plumas de águila, cuando te aburras o te equivoques, y no regreses pues ya habré llegado; y tu habrás ido a encontrar solución a tu misterio.
Sólo que no te engañes, yo soy éste, el que va a morir. Ni procer ni Dios, ni héroe ni martir. Ni el corazón del quetzal ni el pico del zenzontle. Ni el rayo de Tlaloc ni la onda que aja el humo del copal. Escuchá como se insolenta el tecolote, los perros aúllan y revolotean las papalotas. Antes que te digan otra cosa y veás en tu mente caer a Quetzalcoat y hundirse en el relámpago,
Recuerda que voy a morir.

lunes, 4 de mayo de 2009

Mauricio Vallejo salió a marchar el 1 de mayo











por Mauricio Vallejo Márquez

Después del 4 de julio de 1981 no volvimos a coincidir en un espacio fisico con mi padre, quien fue desaparecido politico y seguramente asesinado por las fuerzas policiales del gobierno de esos años. Pero este 1 de mayo salimos juntos a marchar, como toda una familia.

Fue desaparecido no sólo del plano físico, sino que por razones que siempre desconozco del gremio de escritores no se busco sacar del anonimato a mi papá y a las decenas de escritores y artistas desaparecidos y asesinados en la guerra. Incluso existen casos de pseudo escritores que publican obras ajenas bajo su autoría. Pero bueno si el mar no llega a la costa, es la costa quien llega al mar y en cuestión de nombres Mauricio Vallejo y los poetas mártires están saliendo del anonimato y con los años se van volviendo más presente.

Recuerdo bien cuando en 1999 en la revista Huella de la UES le publicamos un poema a manera de recordarlo. Después en el 2001 el suplemento cultural Tres Mil le dio siete páginas de homenaje en la cual algunos escritores hablaron de él y de su obra, así como también se publicaron poemas y cuentos de él. Fueron muchas las emociones: una combinación de tristeza y alegría. En el 2007 la Rayuela le celebró un homenaje el día de su natalicio el 28 de diciembre, posteriormente en enero del 2008 los Tacos de Paco y la Fundación Alkimia le dieron un espacio también.

Luego la Juventud en pro de las Artes Contemporáneas le brindó espacio y homenaje así como a otros autores como Jaime Suárez Quemaìn, José María Cuellar, Nelson Brizuela y Alfonso Hernández


Sin embargo este primero de mayo Mauricio Vallejo salió a marchar como seguramente lo hizo por varios años todos los 1 de mayo y cuando se requería, sólo que esta vez no caminó él, sino su sangre y su rostro. Dos banners en los que compartía espacio junto a Lil Milagro Ramírez, Jaime Suárez Quemaìn, Roque Dalton y Alfonso Hernández. Además de camisetas en las que estaban sus rostros y poemas y así se comenzaron a reinvindicar a los poetas mártires, claro que la lista es larga, pero la Fundación Metáfora tuvo a bien iniciar homenaje con estos poetas.







Agradezco a Metáfora por incluir a mi padre y a cada uno de sus miembros por respetar su trabajo y también por portar una camiseta con el rostro de Mauricio Vallejo y un poema de su autoría.








Espero que este sea el primero de muchos homenajes para estos valores literarios que fueron truncados por el odio y la intolerancia que reinó en los mal llamados conservadores de la década de 1980.

Ahora, tenemos esperanza de no seguir arando en el mar para publicar las obras de estos escritores, así como no deben de ser obviados de los planes de educación. Cada uno de ellos merece un lugar especial en nuestra historia literaria, pues no sólo escribieron, sino que sus vidas fueron verdaderos poemas y verdaderas entregas de amor.