viernes, 29 de mayo de 2009

El Cuaderno de Saramago

por Mauricio Vallejo Márquez
Descubrí hace poco que el novelista portugués José Saramago tiene un blog llamado "El Cuaderno de José Saramago" y está alojado en la siguiente dirección: http://cuaderno.josesaramago.org/.
Me llenó de mucha curiosidad saber que el premio Nobel de literatura (1998) dedicaba un par de horas a plasmar sus comentarios, su visión de la vida y todo eso que da pie para unas líneas en el gran libro universal ( la internet), donde está de más decir que cabe de todo. Allí vemos que sigue su pluma activa, tanto o más que otros autores de su talla, con la salvedad de que podemos decir que regala sus líneas con toda la consideración a los bolsillos de los lectores, así como lo hacemos un buen número de autores no tan reconocidos, como su servidor.
Y entré. El primer post que leí fue acerca de Benedetti y la cadena de correos que se hacia para pedir o llamar a la buena salud, porque el uruguayo no cree en Dios y por lo tanto había que buscar otra forma para que la buena fortuna hiciera parada en la camilla del poeta sudamericano. Con tristeza nos damos cuenta que la buena voluntad no fue suficiente, pues Benedetti nos dejó tras haber sido dado de alta.
De allí todo lo demás ha sido descubrir sus líneas, sus frases, sus gustos y esos detalles que se escapan de nuestras manos porque no consiguimos algunos periódicos u otros medios para leerlo, además de sus libros. Una lastima, pues leerlo es un verdadero placer y un buen reto.
Cuando tenía 20 años y lo descubrí comencé a leerlo incansablemente. Esculqué la Biblioteca de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) de cabo a rabo, y al encontrarlo me puse a leer todo el material que tenían acerca de él: sus libros, cuadernillos, tesis, los estudios sobre el portugués, etcétera. No dudo en decir que fue mi lectura de cabecera por varios años y no dejo de pensar que es un gran autor. Su obra me cautiva, con excepeción del Evangelio Según Jesucristo, que resultó doloroso para mí, pero igual la leí por disciplina literaria.
Lo leí mucho sin dudas, aunque en los últimos años he leído muy poco de él. Eso sí, que de vez en cuando me topo con algunos de sus escritos. Sin embargo todo esto cambió cuando me encontré su blog y ahora puedo leerlo en primera fila.



No hay comentarios: