martes, 31 de marzo de 2009

Duerme cariño mío

por Mauricio Vallejo Márquez
Hace algunos días escuché a mi mamá cantando una canción de cuna para adormecer a Santiago. Su tono suave me recordó los años en que me cantaba a mí, pareciera que el tiempo no pasa y se nos queda en el bolsillo. Tenía tanto de no escucharla cantar que incluso había olvidado esa tonada con la que inicie mi vida:
"Duerme cariño mío
duermete junto a mí
sueña con angelitos
parecidos a "
La sigue cantando igual, sólo que ahora no me adormece, sino que me invade de ternura. Mi mamá es de esas mujeres que a fuerza han tenido que cambiar a pesar de lo difícil que es la vida y lo duro que nos pone el camino esta terrible la sociedad.
Mi esposa tiene su lista de canciones de cuna y una a una las ha probado con Santiago. Pero la única que sirve que no es en voz de mi esposa o de la mía es la de la abuela.
Lo bueno es que siempre hay algo más fuerte que el tiempo y es el amor. Así como un amar grande, no tanto como el de Dios, pero sí inmenso que es el amor de madre.

1 comentario:

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Mauricio

Me llevo en el bolsillo esta nana...

Al amanecer, antes de salir de casa, leo un cuento. Luego, dentro de una botella bien tapada lo lanzo al mar y así dejo un rastro para poder regresar. Preparo entonces un morralito y me voy de paseo por la red en busca de contadores de cuentos, letras nuevas, fabuladores, nuevos amigos, para aprender y compartir.

Esta semana la estoy dedicando a leer cuentos de escritores de Francia y me he encontrado cosas maravillosas que deseo compartir. Te invito para que pases por mi Casa, espero que lo que estoy leyendo te guste tanto como a mí.

Saludos desde Mérida-Venezuela.
Jabier.