viernes, 10 de julio de 2009

TODO CAMBIA

Por Mauricio Vallejo Márquez
Mientras pasan los años, la infraestructura de las ciudades se modifica. Existen zonas que ahora son irreconocibles para mí, porque antes (hace diez o veinte años) eran jardines, casas más pequeñas o terrenos baldíos en los que las lagartijas, los tacuacines y otros animales podían habitar con relativa calma; el clima de la ciudad era un poco más frío y el verdor era suficiente para sentirnos libres o darnos, al menos, la sensación. Sin embargo, así como cambian las ciudades también cambian las personas.
Me di cuenta de la posibilidad de cambios inesperados cuando aún trabajaba en la redacción de deportes de un matutino local. Tony Miranda, presidente del CID (Círculo de Informadores Deportivos), me llamó por teléfono para comunicarme que Tony Saca quería ser presidente de la república. En el momento me quedé estático, no lo creía. Recordé al Tony Saca que todos conocían: un narrador de partidos de fútbol y en ese momento era presidente de ASDER (Asociación Salvadoreña de Radio Difusores). Le propuse al editor de mi sección que me cediera espacio para el tema, pero se negó. Me dijo que era algo irreal y sin importancia porque hasta los niños quieren ser presidentes. Le explique lo que me dijo Miranda y que al parecer era un fuerte candidato y toda esa información que es la que habla Mostaza en sus libros de periodismo, pero siempre fue no.
El caso anterior me permite compararlo con uno más reciente. Cuando vivía con mi abuela Josefina, todas las mañanas veíamos el programa de la Entrevista Al Día, que era dirigido y presentado por Mauricio Funes, en el cual entrevistaba a los personajes de la política nacional e internacional o a personajes protagonistas de temas de interés. A mi abuela le agradaba mucho verlo, tanto que miraba fijamente el televisor y apenas se movía de la silla del comedor (a esa hora desayunaba). Al pasar los años se escuchó con fuerza el nombre del periodista como posible candidato a la presidencia, tanto o más que otros personajes y ahora es el Presidente de la República. Al igual que Saca era conocido por la gente, pero no de la misma forma. A Saca lo conocían por narrador de partidos de fútbol y emitir comentarios acerca del deporte, además de ser fanático de L. A. Firpo (equipo de fútbol). En cambio a Funes, por sus agudos comentarios acerca de la realidad nacional y su imparcialidad en las entrevistas. El actual Presidente se destacó por el esfuerzo de hacer un buen periodismo, gracias a ello la gente lo respeta y lo aprecia, por ello las urnas tuvieron más votos para él y no para el partido contrario.
Muchos creyeron que era improbable que Funes alguna vez lograra ser presidente. Varios aún lo creen, pero él está allí en CAPRES (Casa Presidencial de El Salvador) dirigiendo nuestro Estado.
Todo cambia, algunas cosas para empeorar, otras para mejorar. Nada es en realidad estático. El único inconveniente es no lograr dimensionar los cambios que llegan o están por venir. Así como cuando amanece, lo único que se requiere para darse cuenta es poner un poco de atención.

1 comentario:

Ciberdoctor MD dijo...

Me gusta este artículo. Bien