domingo, 28 de junio de 2009

Un golpe de estado siempre es antidemocratico

por Mauricio Vallejo Márquez

Es una pena que aún en pleno siglo XXI existan personas que deseen arrebatar lo legítimo con la fuerza. En Honduras las Fuerzas Armadas han hecho un golpe de Estado Militar y han violado su misma Constitución al quitarle ilegítimamente la presidencia a Manuel Zelaya.

No les ha bastado con quitar al mandatario elegido democráticamente, sino que incluso han afirmado que su Golpe es una medida de verdadera democracia. Incluso se conoce de maltratos a las personas de las embajadas de Cuba y de Venezuela, según lo expresan algunos medios internacionales de prensa. En verdad es una pena lo que sucede en Honduras y la demostración de la intolerancia y la falta de razón de parte de un grupo que sentía amenazados sus intereses ya sea económicos o de poder.

Todo presidente, y sobre todo uno apoyado por el pueblo, debe terminar en el tiempo establecido su período presidencial y esto no lo han respetado los militares hondureños que han desobedecido al comandante de las Fuerzas Armadas Manuel Zelaya. A pesar de que incluso los gobiernos de Estados Unidos, Venezuela, Ecuador, Chile, El Salvador y tantos más han condenado la acción de los militares hondureños. Hasta la Organización de Estados Americanos (OEA ) se han pronunciado en contra del Golpe.

Vivir en toques de queda es difícil y los pobres ciudadanos hondureños están siendo reprimidos y encarcelados en sus propias casas desde hoy a las 6:00 pm. hasta el próximo martes. Sin dejarles expresarse, sin importarles que apoyan a Zelaya incluso a riesgo de sus vidas, las cuales casi han sido irrespetadas por los soldados que han disparado al aire y han amenazado con sus fusiles, no sólo a ciudadanos, sino también a periodistas. Es una falta de respeto a la dignidad humana de parte de los golpistas que privaran de alimento, de circulación, de comunicación a los ciudadanos hondureños por el "pecado" de haber elegido a un presidente progresista.

Es una verdadera lastima y es algo condenable. La democracia nos llama a ser tolerantes ante las ideas de otros. No permitamos más atropeyos a los ciudadanos hibuerenses y esperamos que pronto sea restablecido el orden de esa nación de la forma legal y permitir el regreso de Zelaya a terminar su periodo presidencial, tal y como su pueblo lo desea. Adelante Honduras, estamos contigo.

No hay comentarios: