sábado, 29 de septiembre de 2012

Rolando y Manuel Elías


Por Mauricio Vallejo Márquez
Coordinador Suplemento 3000
Dos hermanos artistas. Uno era el poeta de la Rosa, Rolando Elías, un exquisito sonetista que cautivaba con sus versos. El otro era un pintor y promotor cultural, Manuel Elías, quien en sus lienzos evocaba mucha vitalidad y que además procuraba promover la cultura por medio de publicaciones y esfuerzos como galería, como una que montó en sus últimos años de vida sobre la Calle San Antonio Abad.
Dos hermanos que la muerte sorprendió, pero que siguen presentes en nuestro medio, sobre todo ahora con la exposición Hermanos en el arte. Ambos, el poeta y el pintor muestran esa hermosa simbiosis que los unió, así como el profundo amor que Manuel le promulgó a Rolando aún cuando los años pasaron, sin dejar que muriera su recuerdo.
Gracias a Manuel Bonilla conocí a Manuel Elías. Yo apenas tenía 19 años y observaba a ese hombre delgado, de bigote y de mirada penetrante que parecía a veces indiferente ante el mundo; pero no, siempre estaba presente esperando mostrar la realidad en sus obras. En esos años yo desconocía que era el hermano del poeta Rolando Elías, de quién ya había tenido noticias, lo conocí gracias a Crónica de Alemania, un libro en el que relata su viaje a esa nación europea. En un par de ocasiones pasé por Mejicanos donde se había erigido una pequeña plaza con su nombre, lo que me motivó aún más para leerlo, y tenía el referente de que era uno de los poetas más leídos de esos años.
En cambio a Manuel Elías lo fui conociendo a gotas, dándome cuenta de que era pintor y que tenía iniciativas para proyectar la cultura.  Publicó una revista cultural llamada La Hormiga, de la cual se editaron dos números, algo de valientes en un país donde las publicaciones literarias y culturales tienen poca vida.
Los dos Elías demostraron esa hermosa amistad que existe entre la literatura y la plástica, que aún cuando la muerte ha llegado, sigue presente como si la vida fuera eterna, como lo demuestra la exposición en la que se presentan 85 piezas de Manuel y varios poemas de Rolando en la Sala Nacional de Exposiciones.

No hay comentarios: