miércoles, 7 de septiembre de 2011

El limbo

Por Mauricio Vallejo Márquez
Una palabra puede decirlo todo. Una blanca palabra sobre un fondo negro o una negra palabra sobre un fondo blanco.
Las palabras cruzan el mundo sin ser vistas; o pasan siendo miradas, pero no observadas.
Y como lo ya dicho por Borges, esa palabra encierra todo lo que esas letras confieren al cerebro. Por ejemplo la tan conocida palabra "Piedra" que no sólo significa un mineral, sino que puede tener elementos más profundos como un símil o una metáfora o un símbolo; que puede contener infinitos elementos.
Y representa tantas cosas:
Cantidad: una, dos, mil, todas.
Colores, los que usted imagina y los que no.
Densidad, igual.
Y tomando referencias de Borges, todas las piedras se contienen en la palabra piedra.
Pasan todas esas palabras frente a nosotros y ninguno las observa, nadie las digiere ni uno las entiende. Sólo vamos, hablamos, leemos, vegetando en el infinito limbo del lenguaje, así como la humanidad entera vegeta en la vida.

No hay comentarios: