miércoles, 14 de septiembre de 2011

El muro de Hitler

por Mauricio Vallejo Márquez
En Francia muchos se oponen a restaurar el muro de Hitler. Quizá tengan razón, si esa edificación sólo les recordará las atrocidades de los Nazis. Pero una edificación, una escultura de un dictador o de un gobierno malo no sólo sirve para preservar la memoria de estos, sino para tener evidencia de que existieron y de que fueron derrotados. Además algunos elementos de su cultura pueden beneficiar a las actuales, siempre debemos ver lo bueno de todo y la forma de utilizarlo.
Nunca estaré de acuerdo en los métodos nazis, jamás apoyaré su ideología. Pero, la historia debe conocerse aunque sea dura. Sin las evidencias de que existieron es más difícil que las nuevas generaciones pueda comprobar lo que sucedió. Qué bueno sería que los imperios hubieran dejado más huellas del pasado.

No hay comentarios: