sábado, 29 de diciembre de 2007

Una inocente y gran noche con el apellido Vallejo



La noche del viernes 28 de diciembre la luna lucía alba y mi padre tuvo la primera celebración de cumpleaños en muchos años, rodeado de amigos, familiares y artistas. Cada uno aportando de alguna u otra manera a mantener vivo su recuerdo: hablando de él, recordándolo y algunos apenas conociéndolo. Muchos admirando su obra, leyendo su obra, exigiendo la publicación de sus obras. El evento inició a las 7:50 pm. Se leyó una breve biografía acerca de él, luego se realizó un conversatorio con su esposa Patricia Márquez (mi mamá), su suegra Josefina Pineda de Márquez (mi abuela) y su amigo el escritor y músico Roberto Quezada. Inmediatamente después los poetas Otoniel Guevara junto a Vladimir Baiza compartieron criterios acerca de lo importancia de la obra de Vallejo y de varios compañeros que murieron durante el conflicto armado y compartieron escritos del poeta.

También participaron Julio Bautista, Alba Márquez y Sofía Bautista Márquez, miembros de la Orquesta Sinfónica Nacional y Juvenil quienes dieron un concierto de cámara a la memoria del poeta Mauricio Vallejo. Mi tía Alba, curiosamente, fue quien recibió la noticia acerca del secuestro del escritor el 4 de julio de 1981.


Después de esto ingresaron poetas de la talla de Julio Iraheta Santos, Marisol Briones, Ivonne Melgar, Roberto Quezada y Kenny Rodríguez quienes deleitaron a los presentes con poemas y fragmentos de cuentos del poeta tonacatepequense. Luego de esta intervención el interprete Carlos Rubio Calles interpretó melodías de Luis Enrique Mejía Godoy.

Tras la participación de Rubio que obtuvo muchos aplausos del público se volvió a leer material del homenajeado, pero por escritores más jóvenes: Luis Angulo Violantes, Alberto López, Gabriel Quintanilla, René Chacón y Mauricio Vallejo Márquez, su servidor.


El evento tuvo su broche de oro con la participación de Nora Méndez quien cantó hasta que el cam estuvo a punto de llegar.

Entre las cosas curiosas que sucedieron fue la subasta de un libro de Gabriel Quintanilla que fue vendido por $12 dólares. Todo pasó un viernes 28 de diciembre. Salud, Mauricio Vallejo feliz cumpleaños.

1 comentario:

FaFa dijo...

que buena descripción del evento. Espero haber contribuido y es una lástima que no haya podido asistir por encontrarme enfermo. Dios te colme de bendiciones mi estimado Vallejo. ¡Cómo te parecés a tu tata!