lunes, 2 de febrero de 2009

El bosque y la ciudad


por Mauricio Vallejo Márquez


Allá
lejos y cerca estamos
hermano oso
que el viento cubre tu soledad
y en su celo te llena entre los árboles
el murmullo de las hojas secas
van sonando a nidos de los pájaros
con manchitas de sol
entre las copas.


Aquí
donde el respeto y la justicia
que se le ha negado a tu raza
y a nuestra hermandad
va lloviendo en demasía
por eso lloro
hermano oso
por los días lejanos en que andavamos
podando juntos los espinos
para promulgarnos el paso
junto a leones y corderos
a serpientes y palomas,
mas los tiempos
ya serán
y aquí
y allá
hermano oso
el bosque sea uno en la ciudad.

No hay comentarios: