sábado, 17 de julio de 2010

Tranquilidad

por Mauricio Vallejo Márquez
La tranquilidad es mejor que el dinero o que cualquier otra cosa. Es lamentable que la mayoría no pueden tenerla, a veces porque ellos mismos no lo quieren, otras porque existe alguien que se la quita. Aunque la violencia crezca a nuestro alrededor debemos de procurar que nosotros no entremos en esa sintonía.
Desde hace algunas semanas las calles de San Salvador son más tranquilas, quizá por la permanencia de policías en las calles, y es más fácil para los usuarios de autobuses. Los rostros son menos pesados, aunque de vez en cuando desconfían de algún otro pasajero.
Sin embargo, la tranquilidad que puedan tener dentro cada uno de nosotros es suficiente, lo otro no puede tocarnos, aunque lo quiera.

No hay comentarios: