sábado, 11 de octubre de 2008

Una gran lección del golf


Por Mauricio Vallejo Márquez

Pocos juegos de golf han probocado tantas publicaciones y una película como el juego del US Open de 1913, cuando un joven de 20 años y de condición humilde llamado Francis Ouímet se enfrentó a dos titanes y los venció.

En el torneo esos dos titanes eran Harry Vardon y Ted Ray, dos excelentes jugadores británicos.Claro que habían más, pero estos eran lo suficientemente peligrosos como para quitarle el sueño a cualquiera y volverle el día pesadilla. Con ellos disputó un juego de desempate de 18 años en el cual Ouímet ganó.
El Juego que hizo historia titula Disney la película acerca de esta historia. Un excelente rodaje, que según se asegura está muy apegado a la realidad, salvo el detalle de Ray, que no era tan gordo ni andaba tanto en cantinas, pero bueno, qué podemos esperar de los gringos, si no espectáculo. La película a mí me gusta mucho y es una de las que más miro.

El personaje de Ouímet llena de esperanza y ánimo para luchar. El tipo no dejó que nada lo venciera hasta que logró su sueño y wow qué manera de hacerlo, a lo grande.

Un pequeño niño de 10 años seguía a Ouímet, era su caddy, que años después se convirtió en un multi millonario, además de haber jugado también como amateur algún tiempo. Él también es importante en la historia y sin duda una demostración de nobleza y humildad de parte de Ouímet, algo que nos falta a muchos.

No hay comentarios: