miércoles, 31 de agosto de 2011

La familia, el cimiento de la sociedad

por Mauricio Vallejo Márquez
Si algo es esencial en nuestra sociedad es la familia. Sin esta figura, tan importante como un cimiento, nuestra sociedad se deforma y observamos el caos que se produce en hogares desintegrados.
Todo esto se resume dentro del Principio del rol primario y fundamental de la familia que observamos en el artículo nueve de Ley de protección integral de la niñez y adolescencia (LEPINA), que tiene su base en el artículo 34 de nuestra Constitución de la República y que además podemos ver en los artículos 9, 78 y 79 de LEPINA y esencialmente en el artículo 18 de la Convención sobre los derechos del niño que nuestro país ratificó el 27 de abril de 1990.
Según la LEPINA, la familia es la base fundamental de la sociedad, y esto es algo importante ya que gracias a ésta se trasmiten los valores que delimitarían la conducta de los infantes en el futuro, y forma el carácter además de la personalidad de los individuos. Podemos observar nuestro entorno para comprobarlo, según se comporten los padres así lo harán los hijos en el mañana.
Es de sabios planificar, si no se tiene una estrategia para el futuro se está planeado fallar; requerimos planificar un mejor futuro para nuestro país, por lo que la familia juega un importante papel en el desarrollo del sujeto principal: nuestros menores de edad.
Por ser el inicio del desarrollo de la sociedad, en particular de los niños, la familia requiere de la protección del Estado y éste a su vez le da reconocimiento a la familia como el medio idóneo para brindarle protección a las niñas, niños y adolescentes. Así como también valida que los padres sean los principales encargados de la educación y formación de los futuros ciudadanos, al grado de darle el derecho preferente de escoger el tipo de educación de sus vástagos.
Claro que además de que el Estado tome en cuenta las decisiones de los padres o del representante legal que tenga el menor, también velará por la seguridad de los infantes en caso de que alguno de sus padres o encargados sea el presunto infractor de los derechos de estos pequeños, como sucede en muchos casos.

Limites
En ningún momento se debe considerar que los padres están limitados o que el Estado los esta despojando de la autoridad parental que la misma ley desde su comienzo legitima, sino que afirma una responsabilidad del Estado: velar para que esta autoridad sea ejercida dentro de los límites que las mismas leyes determinan y que podemos apreciar en LEPINA, Convención sobre los Derechos del Niño, Declaración de los Derechos del niño, Ley del Instituto salvadoreño para el desarrollo integral de la niñez y la adolescencia, y la Ley de identificación personal para los menores de dieciocho años de edad, entre otras.
La LEPINA en verdad ayudara a que nuestro país se desarrolle en materia de derechos de la niñez. Somos conscientes que aún hay mucho que cambiar, pero este es un enorme paso, que en el futuro servirá de base para una mejor nación salvadoreña.

martes, 30 de agosto de 2011

Tinieblas

Por Mauricio Vallejo Márquez
A veces para poder decir algo es necesario ser oscuro. No siempre se puede hablar de algunos temas, no es posible decirlo todo. Así es nuestro tiempo, nuestra humanidad, nuestra vida tan plagada de silencio.
La palabra que es complicada suele ser más clara cuando el alma no puede pronunciar palabras, sino sólo las ideas o sus imágenes.
En esa lobreguez de existir habla todo; en esa llana opacidad la piedra dice piedra, el viento grita viento y el agua susurra agua. El mundo en sí, es uno. Oculto en sí mismo, en su oscuridad.
A veces la oscuridad de la palabra es más clara que la luz del verbo. A veces.

jueves, 25 de agosto de 2011

Burgos, el ganador


Por Mauricio Vallejo Márquez

Conocí a Carlos Burgos en la Federación de Ajedrez. Ambos teníamos 16 años y eramos ajedrecistas, pero la diferencia era que yo podía conocer un poco de los escaques y combinaciones, en cambio Burgos era un verdadero tigre en el tablero y jugaba muy bien. Yo jugaba para el Cristóbal Colón y él para el Liceo Cristiano Central, además de la selección nacional y el equipo Alfiles Negros. Yo apenas conocía unas 30 aperturas, él era un maestro en todas las conocidas e incluso las indias que iban surgiendo.
Desafortunadamente no jugué contra él en ese torneo estudiantil, pero después tuve muchas oportunidades de compartir con él y de entablar amistad.
Burgos es humilde, talentoso y humilde. Características que no siempre van de la mano. Yo tenía un elo nacional inferior al de él, quizá 1401 ó 1406, mientras que Burgos lo doblaba y aún así le quedaba debiendo. De vez en cuando me dejaba ganar, aún creo que no era del todo honesto cuando jugábamos, es seguro que lo hacía para que yo no me sintiera tan apaleado.
En fin el amigo Burgos obtuvo este domingo el primer lugar en la XXIV edición del Open Internacional de Rota, el domingo en Cádiz, España. Sí, la misma ciudad donde el Mágico es la máxima figura futbolística. Jugó contra dos grandes maestros, dos maestros internacionales, tres maestros fide y dos candidatos a maestros y terminó en la punta de la tabla, igual que lo hacía acá.
Burgos ahora posee un Elo internacional de 2387 y terminó empatado a siete puntos con el maestro fide local Francisco Javier García Jiménez. Claro que no es el primero triunfo de Burgos, porque en 2009 y 2010 ya había ganado el primer lugar de Chipiona y de Chiclana.
Como no se amilana, me cuenta con toda su humildad que ha logado vivir del ajedrez. Juega torneos, da clases y conferencias, y sigue preparándose.
Me alegra que un amigo triunfe, sobre todo uno humilde y llevadero como Burgos.

miércoles, 24 de agosto de 2011

La sabiduría es una

por Mauricio Vallejo Márquez
La sabiduría es una. Las fuentes son muchas, pero el conocimiento general es único.
El sabio observa, estudia, analiza, conoce. Es parte de la vida buscar la sabiduría, Dios nos habla de ello. Salomón en su momento dice que es más valioso el acto de buscar la sabiduría que cualquier otra cosa, y también afirma que el principio de la sabiduría es el temor al Eterno.
Los libros, la experiencia, la reflexión son algunas de las fuentes. Todas estas están aguardando que las indaguemos.


martes, 23 de agosto de 2011

Dar la vida

por Mauricio Vallejo Márquez

Pocos dan la vida por alguien. La vida vale demasiado y no hay que gastarla, dicen. Pero, dar la vida no sólo implica sacrificarnos para que no maten a alguien, sino brindar nuestro tiempo, nuestro amor, nuestra paciencia. Dar la vida es un verdadero acto de amor... ¿Amamos, entonces?
Cuando leo en el evangelio de San Juan que no existe mayor muestra de amor que esa (dar la vida por los amigos) pienso que aún existe mucho por hacer, y que debemos dar más de nosotros. A partir de eso, el mundo puede mejorar. Demos la vida.

lunes, 22 de agosto de 2011

Los niños y la ley

Por Mauricio Vallejo Márquez

Los niños siempre son las víctimas de los actos de los adultos. Desde pequeños, muchos son productos de vejaciones, maltratos que les forman el carácter menos indicado para enfrentar la realidad. En el mejor de los casos se convierten en adultos problemáticos o dignos de lástima. Pero en el peor se transforman en delincuentes.

Las correccionales que fueron ideadas por "los salvadores de los niños" no pudieron mejorar la situación. Muchos consideran que estos se guiaban principalmente por la concepción del criminal que tenía Cesare Lombroso y por las teorías de Enrique Ferri y Rafael Garofalo. Y puede ser, pues se mostraban elitistas, creían que los hijos de trúanes también serían en un futuro el reflejo de sus padres. Es una pena. Así como es una pena observar en algunos sistemas que los niños infractores estén junto a los niños con medidas de protección.

Guillermo Enrique Friele escribió:

"Está comprobado, entonces, que esta forma de encierro causa efectos perversos y nefastos y que, por ende, cabe presumir que tales institutos han tenido, como único fin, asegurarse que los “menores”, en estado material o moral de abandono, sean segregados u ocultados para tratar de lograr su readaptación al medio social dominante (protección en términos segregativos).

En esas condiciones, es imposible arribar a resultados positivos, y ello ha sido uno de los motivos que determinaron la crisis de los sistemas penales juveniles basados en esta postura, cerrándose el ciclo iniciado por los “salvadores del niño” mediante la aprobación de la “Convención Internacional sobre los Derechos del Niño”."

Tras conocer estudios como este me alegra que en nuestro país vemos surgir la Ley de protección integral de la niñez y la adolescencia, en la que tiene por finalidad grantizar el ejercicio y disfrute pleno de los derechos y facilitar el cumplimiento de los deberes de toda niña, niño y adolescente en El Salvador (art.1 LEPINA).
Otro factor importante de esta nueva ley es que los niños ya no son objetos de derecho, sino que son sujetos de derecho.

Para tener un poco más de información sobre esto podemos estudiar: http://www.terragnijurista.com.ar/doctrina/menores.htm o buscar los principios rectores ley en http://plazalegal.blogspot.com/2011/05/ley-lepina-principios-rectores.html

domingo, 21 de agosto de 2011

Otras voces


por Mauricio Vallejo Márquez

La DPI publica una nueva antología de poesía salvadoreña. Para el FILCEN podremos asistir a la presentación de Otras voces, en la que podremos apreciar los versos de Roger Guzmán, Laura Zavaleta, Rebeca Henríquez, Lauri García Dueñas, Claudia Meyer, Roxana Méndez, Krisma Mancía, Vladimir Amaya y Lya Ayala.
En el Suplemento cultural Tres mil de Diario Co Latino expondremos a estos autores cada sábado. En la edición 1111 del sábado 20 de agosto de 2011 apreciarán un poco de Roger Guzmán, Laura Zavaleta, Rebeca Henríquez y Lauri García Dueñas.
La dirección en internet es http://www.diariocolatino.com/es/20110820/tresmil/

También pueden adquirirlo en las instalaciones del periódico en la 23ª Avenida Sur, Número 225, San Salvador. Y suscribirse a él.
El próximo sábado conoceremos a las Otras voces y su material.

sábado, 20 de agosto de 2011

Ave

Por Mauricio Vallejo Márquez

"Ave, ave, aveo esse aves". El latín es hermoso, de él surgen nuestras lenguas rumanas, francés, italiano, portugués y español. Siempre me ha llamado la atención esta lengua, en Derecho es frecuente encontrar muchos términos en este idioma, así que esa es la posible razón para tener afinidad. En fin, esta sencilla frase significa "hola abuelo, deseo comer aves". Ave tiene muchas formas de utilización: saludo, denominación, verbo y nombre común. Toda una hazaña, quizá comparada con algunas palabras en mandarín como Ma, que según la entonación tiene cuatro significados: lino, madre, pregunta, caballo y regaño.

viernes, 19 de agosto de 2011

Observo

por Mauricio Vallejo Márquez

Me gusta observar. Miro detenidamente las calles, los vehículos, sus conductores, los peatones, los postes. A veces me detengo a mirar más de la cuenta y a desear que desaparezcan los tendidos eléctricos, los banners, los grafittis.
Todo, con sus detalles, me parece curioso. Aunque a veces dejo de apreciarlos y me aparto para llevar la lectura, el estudio, la simple necesidad de desconectarme. Pero, siempre vuelvo a observar y a observar.
El mundo siempre es una sorpresa, siempre es distinto a como se ve la primera vez. Y me agrada ver esos cambios, aunque no siempre sean positivos, porque al final siempre tendrán algo de nuevo.

miércoles, 17 de agosto de 2011

La muerte

por Mauricio Vallejo Márquez

Todos moriremos. Y a partir de la vida comienza la muerte. Descendemos al mismo tiempo que creemos crecer hasta el punto que todo se esfuma, que todo queda blanco o negro. La muerte es la meta de la vida, aunque antes de esta exista otro tiempo indefinido y eterno al que se vuelve al llegar al último expiro.
La gente vive y fallece. Muchos mueren todos los días a cada hora en todo lugar; mientras, los muertos viven cada día y su lozanía se vuelve infinita. Los muertos, a diferencia de los vivos, llegan a vivir por siempre, en tanto los vivos apenas creemos vivir.

martes, 16 de agosto de 2011

Las máscaras

Por Mauricio Valejo Márquez
La gente tiene muchos rostros. Nunca es la misma cara que ve en el espejo. Conforme a lo que siente, a lo que desea cambia.
La humanidad no es buena, ni mala; muchos creen que es un equilibrio entre ambos bandos. La misma persona puede ser buena con alguien y mala con otro individuo sin ningún equilibrio. Una máscara para cada fiesta, para la calle, para el oficio, para la familia, para la vida. Ni siquiera el rostro que ven en el espejo es el verdadero.

lunes, 15 de agosto de 2011

Silencio

por Mauricio Vallejo Márquez
El silencio es el único vestido que falta en las calles. Contemplo las calles febriles, las mareas humanas repicando en los malecones y no hay duda alguna. El ruido lo llena todo, lo cubre todo. las ruidosas calles de San Salvador y la vorágine eterna que lleva la gente en sus miradas a medio ojo. Las luces neón, los llantos amarillos del sol. El ruido se vuelve único. Pero al volverse ancho llega el silencio, es decir que algún día llegará para que sea el silencio infinito. Al menos lo figuro un instante mientras el sonido comienza a variar para ser otro y después volver a ser el mismo como todos los días y sus noches.