lunes, 15 de agosto de 2011

Silencio

por Mauricio Vallejo Márquez
El silencio es el único vestido que falta en las calles. Contemplo las calles febriles, las mareas humanas repicando en los malecones y no hay duda alguna. El ruido lo llena todo, lo cubre todo. las ruidosas calles de San Salvador y la vorágine eterna que lleva la gente en sus miradas a medio ojo. Las luces neón, los llantos amarillos del sol. El ruido se vuelve único. Pero al volverse ancho llega el silencio, es decir que algún día llegará para que sea el silencio infinito. Al menos lo figuro un instante mientras el sonido comienza a variar para ser otro y después volver a ser el mismo como todos los días y sus noches.

No hay comentarios: