martes, 23 de agosto de 2011

Dar la vida

por Mauricio Vallejo Márquez

Pocos dan la vida por alguien. La vida vale demasiado y no hay que gastarla, dicen. Pero, dar la vida no sólo implica sacrificarnos para que no maten a alguien, sino brindar nuestro tiempo, nuestro amor, nuestra paciencia. Dar la vida es un verdadero acto de amor... ¿Amamos, entonces?
Cuando leo en el evangelio de San Juan que no existe mayor muestra de amor que esa (dar la vida por los amigos) pienso que aún existe mucho por hacer, y que debemos dar más de nosotros. A partir de eso, el mundo puede mejorar. Demos la vida.

No hay comentarios: