La casa

Por Mauricio Vallejo Márquez

Por las noches es mejor
arrullarse con el silencio
y abrigarse con la oscuridad.
Mi casa, con ese silencio benemérito
tiene las paredes llenas de sangre.
Su suelo grita.
Está loca mi casa.
Aquí he muerto tantas veces.
Aniquilado
he mordido el silencio.

2 comentarios

Entradas populares