jueves, 29 de enero de 2009

Aridez


por Mauricio Vallejo Márquez

Un hombre cruza el desierto
con un paraguas en la cabeza,
va cojeando,
abandonado de razón.

Fue prisionero
del infinito y voló.

Esta tarde se arrojó de los cielos
y navega en la arena.

Un hombre va feliz
deslizándose en la arena...

domingo, 25 de enero de 2009

TODOS A COMPRAR EL TRES MIL


por Mauricio Vallejo Márquez

El único suplemento cultural de El salvador es una verdadera leyenda y una tremenda realidad. Sin importar los avatares dificiles del destino cada sábado el suplemento es recibido en los privilegiados hogares que cuentan con una suscripción. El fundador del mismo es Gabriel Otero, poeta que radica en México desde hace tanto. actualmente es coordinado y editado por el poeta Otoniel Guevara. Dentro del 3000 también existe un suplemento llamado Aula Abierta, que es editado por el poeta Vladimir Baiza. Ambos medios son un excelente material para pasar el fin de semana e incluso para coleccionar.
Sin embargo, muchos de los que estamos involucrados en la cultura o en el mundo de las letras no leemos el suplemento y deberíamos contar con la llegada periódica de este medio informativo en nuestras casas. Sería excelente llamar al Diario Co Latino e inscribirnos. Además los lectores deben involucrarse de forma más activa enviando comentarios acerca del suplemento con opiniones y contribuciones e incluso con crítica. Recordemos que un pueblo sin lectura es un pueblo de escaso desarrollo y eso sin contar que nos haga falta opinión.

Visite el suplemento y el diario en http://www.diariocolatino.com/ y participe opinando o escribiendo.

viernes, 23 de enero de 2009

Nuestro poema



Por Mauricio Vallejo Márquez
para L.

Ya hemos caminado por muchas sendas y juntos seguiremos.
Vamos de la mano, unidos por Dios y por el amor,
como si el tiempo no existiera, pero que existe y nos agobia.
Ahí vamos,
juntos,
tan juntos,
como si nada se atreviera a golpearnos.

Sigues siendo mi medio corazón, porque somos uno y no dos,
aunque el mundo hable de que siempre somos dos y otros trantos más
sencilla matemática la nuestra, mi amada, que suma en singular y jamás en plural
porque heredamos el verso, lo continuamos, lo formamos con tesón
como este sencillo, pero complicado, poema que vamos corrigiendo hasta la muerte
que otros osados llaman familia y nosotros: nuestro andar.


23 de enero de 2009 (para que lluevan los años y nos den un aluvión)

2 premios Dardo


Y qué decir sino gracias a dos poetas de buena talla de nuestro querido El Salvador, que me han concedido el Premio Dardo.
El primero fue Gabriel Otero, poeta y escritor que publico el Remanso de Piedras en la Dirección de Publicaciones e impresos. El segundo Javier Alas, el mayor ganador de premios de poesía que conozco, además de Alfonso Fajardo, y editor de la editorial de la Universidad José Matías Delgado. Gracias sinceras por preferir nuestro blog y esperamos continuar la disciplina de escribir en este espacio, así como en los que me pagan y en los que no.
Como en las bases del premio también pide que uno galardone a otros blogs. Bueno, yo tengo ya mi lista, así que allí vamos:
Verde, el blog de Lya Ayala, poeta y esposa mía, que se ha decidido a mantenerse dentro de las letras para Dios, con mayor ahínco que su servidor. Definitivamente es mi primera opción).
Caleidoscopio Nocturno, de Gabriel Otero, por no olvidarse de la patria que lo vio nacer y para animarlo a que nos deleite con más piezas literarias de su autoría.
Exquisiteces del ocio, Javier Alas, porque es buen poeta y buen fotógrafo y una estupenda persona, que tenemos pendiente un café, que según Dios nos de vida, espero nos lo tomemos esta semana que viene.
Escuento, por ser el único espacio en Internet dedicado a los cuentistas salvadoreños.
Tluees por el buen pie con que inicia el proyecto del taller literario de la UEES que continua por segundo año.
El observador Juvenil, porque es un proyecto joven que va definiendo sus políticas editoriales, pero que aún le falta camino por recorrer.
Cementerio Cercano, del poeta guatemalteco Edgar Quisquinay por ser un verdadero lugar para que la poesía, la buena poesía, se disfrute.
El sitio de Isvan Cano, porque nos da estupendas estampas de cuba, además de su desenfadada pluma.
Las puertas de Nora, siempre es entretenido ver sus opiniones de la vida y algún poema.
Ruinas incompletas, por esas letras ibéricas exterioristas con toque muy auténtico.
La página que recibe el Premio Dardo está invitada a:Primero: elegir a otros web logs (al menos cinco), para otorgar los respectivos premios.Segundo: mostrar el premio en el blog y el enlace a quien los concedió. Publíquese.

martes, 20 de enero de 2009

Grigore Vieru ha muerto, pero su legado para el mundo espera



"Ridică-te , Basarabie ,Trecută prin foc şi sabie ,

Bătută , ca vita , pe spate ,

Cu biciul legii strîmbate ,

Cu lanţul poruncitoarelor strigăte!

Ridică-te !Ridică-te!Ridică-te! "

Grigore Vieru



Por Mauricio Vallejo Márquez

La muerte es parte de la vida, aún para los de la selección natural de Spencer. En la vida de un literato, de un verdadero literato todo movimiento, todo momento, todo lugar. Todo es material literario. La muerte de Grigore Vieru da para un poema en su original lengua rumana, para que sea leido en las escuelas de Moldavia y Rumania con la misma entrega y el mismo respeto. Pero nos deja su presencia y las maravillosas conversaciones que podríamos haber tenido, pero así es la vida llena de separaciones y de viajes. La vida es tan corta como para no creer en la eternidad de la otra vida tras la muerte.

El maestro Grigore estaba cerca de tener tres cuartos de vida y con 73 años a cuestas la muerte no le llegó en silencio, fue fruto de un accidente y luego de un paro cardiaco, en ironía el corazón del poeta dejó de latir. Si esto no hubiera ocurrido seguramente aún estaría recorriendo las calles de su ciudad o proximo a escribir un poema.

Vieru nació en Pererita el 14 de febrero (día de San Valentín y del amor y la amistad) de 1935 y falleció el 18 de enero de 2009. En 1957 saltó a la fama con poemas para niños y en 1967 con su libro Lírica para lectores de todas las edades, que sigue siendo un libro de lectura en los paises donde se movió, el poeta ganó el premio Moldavo de las letras.

Así como tuvo una vida larga, también lo fue su material literario, seguramente dejó buena parte en el tintero, tal vez en sus primeros años a la espera del momento justo de remendar los versos juveniles o probablemente al final de sus días cuando se busca con mayor anhelo la perfección.

Su obra fue:

  • 1957 - Alarma (poesía pentru copii)
  • 1958 - Muzicuţe (poesía pentru copii)
  • 1961 - Făt-Frumos curcubeul şi Bună ziua, fulgilor! de la editora "Cartea Moldovenească”
  • 1963 - Mulţumim pentru pace" (poesía) şi Făguraşi' (versuri, povestiri şi cântece).
  • 1964 - Revista "Nistru” publică el poema Legământ, dedicado al poeta Mihai Eminescu.
  • 1965 - Versuri pentru cititorii de toate vârstele, prefaţat de Ion Dustrâ pentru care i se acordă Premiul Republican al Comsomolului în domeniul literaturii pentru copii şi tineret (1967).
  • 1967 - Poezii de seama voastră (editora "Lumina”)
  • 1967 - Bărbaţii Moldovei cu o dedicaţie pentru "naţionalistul” Nicolae Testimiţeanu (revista "Nistru”). Întregul tiraj este oprit, dedicaţia scoasă.
  • 1969 - Duminica cuvintelor de la editora "Lumina” con ilustraciones de Igor Vieru Igor, o carte mult îndrăgită de preşcolari, care a devenit prezentă în orice grădiniţă de copii.
  • 1970 - Abecedarul (editorial "Lumina”) — en colaboración con Spiridon Vanghelicu e ilustraciones de Igor Vieru)
  • 1970 - Trei
  • 1974 - Aproape (poesía lírica, con ilustraciones a color de Isai Cârmu)
  • 1975 - Mama (editorial "Lumina” — carte pentru cei mici, ilustrată de Igor Vieru)
  • 1976 - Un verde ne vede! ( editorial "Lumina” — volum pentru care poetului i se decernează Premiul de Stat al Republicii Moldova (1978).
  • 1991 - Metafore albastre (editura "Narodna cultura”, Sofia — dentro de la colección Globus poetic, taducido al bulgaro por Ognean Stamboliev.

Esperamos que su obra sea divulgada al español, porque el escaso latín que conozco y la semejanza del rumano con el español e italiano, además de las otras lenguas romances, poco me da para traducir su material.

Salud a la memoria del poeta y condolencias a sus personas cercanas.

lunes, 19 de enero de 2009

Todos los salvadoreños hemos ganado


por Mauricio Vallejo Márquez
En estas elecciones municipales y legislativas de 2009, en el Salvador, no es conveniente hablar de vencedores y vencidos como si se tratará de una competencia en que la cual uno llegó a la meta y dejó el otro atrás demostrando que ya no existe nada que se pueda hacer, pues las elecciones municipales y legislativas apenas dan inicio a un período que puede acumular resultados positivos o negativos, en su defecto, para los que resultaron electos y para los que los eligieron. Sin embargo puedo decir que los salvadoreños somos ganadores y se espera que en estos tres años que vienen se corrobore.
Los salvadoreños hemos ganado porque los electores hemos empezado a superar las supuestas ideologías de folleto que se precian de seguir camisetas más que nociones e ideas capaces de ser ejecutadas, o de votar sólo porque por tradición lo he hecho por x partido, e incluso porque mi familia vota por un color determinado y no podemos salirnos de esa tradición. Como toda persona que desea que le vaya bien en la vida o incluso como una organización de prestigio se han buscado resultados tanto en la campaña electoral como en las funciones que durante tres años han realizado cada uno de los partidos políticos que en las elecciones pasadas fueron escogidos. Lamentablemente en las evaluaciones de los salvadoreños muchos partidos o candidatos resultaron faltos de confianza para seguir. Los que emitieron el sufragio, como en todo país que madura en su democracia, buscan una nueva formula: una realista que les solucione los problemas que los aquejan a diario y puedan resolverse con voluntad y esfuerzo.
Los salvadoreños empezamos a vencer los odios y resentimientos del pasado que lamentablemente muchos aún arrastran olvidando que el perdón genera olvido y caminar sin un peso en los hombros. Pero aún falta mucho camino por andar para llegar a erradicar el odio y el dolor de lo que se dejó atrás.
No debemos olvidar que en estas elecciones tanto los políticos vencidos como los vencedores son ganadores, pues a partir de ahora tendrán que valorar las acciones individuales que como candidatos tengan que hacer, tales como: sus valores morales, su compromiso social, su deseo de contribución, el entregarse a otros y no a sí mismos. Porque eso es lo que funciona. Los resultados son suficientes para obtener triunfos electorales, ya que al procurar ayudar a la gente y escucharla es una campaña electoral efectiva, más que ir a ensuciar una colonia con propaganda o atosigar los medios de comunicación con canciones que evocan desprecio o desaprobación de los otros partidos en contienda, sobre todo cuando se apela a la muerte o caída de los adversarios políticos. Es decir que ya no hay que hablar tanto, sino hacer. Los cuscatlecos quieren hechos reales. Así que hagámoslo.
Ahora bien, los partidos políticos también son ganadores, si pueden hacer una lectura de estas elecciones, se darán cuenta que en sí los resultados que tengan como administración pública o municipal, así como el aporte legislativo a favor de los salvadoreños deben ser constantes y crecientes para que puedan continuar ejerciendo sus funciones.
Y cabe mencionar a los medios de comunicación, sobre todo televisivos, también lograron anotar sus puntos porque procuraron ser lo más objetivo posible, contribuyendo a dar constantes bocas de urna y otros elementos para medir las tendencias electorales, así como la madurez para enfrentar las diversas opiniones que se pudieran encontrar entre las partes en contienda. Algo que poco a poco se ha logrado.
Sin embargo estos triunfos serán verdaderamente evocados si en verdad aprendemos de los errores y triunfos que podamos tener o que otros puedan lograr. No me resta más que felicitar a los candidatos vencedores, sin importar sus partidos políticos, y recordar las sabias palabras de Jesucristo: “el que tenga oídos para oír que escuche”.

viernes, 16 de enero de 2009

Un poquito de respeto por favor


por Mauricio Vallejo Márquez
Si tan siquiera conociéramos que significa la palabra respeto tendríamos la certeza de que muchas cosas no pasarían, sobre todo aquellas que producen guerras, descontento, cólera. Es decir la mayoría de los problemas.
Los niños cuando juegan en la calle golpean accidentalmente un portón y eso les provoca un inconveniente, pero fue accidental, no buscaban ofender a nadie, pero el que salió de la casa insultó a los niños, les faltó el respeto. El respeto es un acto voluntario, así como la antítesis, el irrespeto, también.
Con los años he visto a la gente dejar de tenerles respeto a los ancianos, a los débiles, a los buenos, a la gente, a las pertenencias de otros, a la naturaleza y a cada una de las cosas que lo requieran. Al parecer respetar no está de moda, o dejó de estarlo desde hace mucho, quizá porque cuesta trabajo o porque no nos gusta, total es para santurrones. Por eso el mundo está así de mal, por eso hay gente que mata, por eso existe venganza. En fin, ¿acaso será tan difícil procurar respetar un poco?
Pues la verdad es que sí no existe un esfuerzo por respetar de nada servirá que se elija un partido político que gobierne para la gente, pues los problemas no los resolverán mientras no se enseñe a la ciudadanía a respetar. El respeto es una muestra de amor, de amor al prójimo. Es difícil amar a alguien y no respetarlo. Cuando Dios habla de amor al prójimo es preciso, pero cuando Jesús afirma: “Como a ti mismo”, es todavía más. Si lo hacemos de esa forma seguramente no llamaríamos a la gente por apodos ofensivos o no abusaríamos de la gente o no le mentiríamos. Pero lo hacemos, incluso en cosas o momentos que no tienen importancia, en verdad es algo triste. Los maridos afirman que aman a sus esposas, sin embargo a veces buscan a otras damas. Los padres dicen que aman a sus hijos, pero los insultan cuando están molestos. El respeto no tiene edad, ni condición social, incluso Dios nos respeta y nos da libertad de elegirlo o no. En cambio el hombre le es difícil respetar.
Cuando Benito Juárez dijo: “el respeto al derecho ajeno es la paz” definió la frontera que distancia los problemas de la tranquilidad. Si no robas, no te apresan o no vives temeroso de que te pueden atrapar o matar. Si no matas no vives con el miedo a la cárcel o a que te maten. El pecado se da por un irrespeto a la ley de Dios y tiene consecuencias en este mundo y en el venidero. Sé que es difícil cambiar nuestras formas de pensar y actuar, más si llevamos tantos años haciéndolo, pero el amor también se prueba intentándolo. Así como también teniendo misericordia y perdonando.

jueves, 15 de enero de 2009

Salam - Shalom


por Mauricio Vallejo MárquezLa paz, que en hebreo se pronuncia “shalom” y en árabe “salam” es algo hermoso y sólo es apreciable cuando se vive en guerra o se experimentó alguna. Para los Palestinos e Israelíes vivir en paz es uno de sus grandes anhelos, aunque existan grupos entre ellos que no la quieran.
Desde que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó la existencia del Estado de Israel y en 1948 se fundó como nación, el conflicto fue creciendo. Esto sin contar que cinco países árabes repudiaron la partición de Palestina resuelta por la ONU para crear dos estados, uno llamado Israel y otro Palestina, que años más tarde Israel le dio autonomía, aunque Palestina se había negado a reconocer a Israel. Algunos afirman que es un pleito milenario entre los dos hijos de Abraham: Isaac e Ismael, otros sentencian que los Palestinos eran los mismos Filisteos mencionados en la Biblia que sometieron a Israel por muchas décadas. Sin embargo, dejando atrás estos datos existen quienes manifiestan que el problema se dio tras fundarse el actual estado de Israel, pues los palestinos ya habitaban esa extensión de tierra y fueron privados de su espacio y de su identidad por los colonos israelíes, quienes venían de sufrir vejámenes de parte del gobierno Nacionalsocialista de Adolf Hitler, así como innumerables agravios como la Inquisición católica en España y Portugal, además de la persecución en Rusia en época del Zar y luego durante el liderazgo de Joseph Stalin. Pero, también es triste recordar que antes que los judíos tuvieran su nación fundada o incluso se escucharán rumores de que iban a regresar a la tierra de sus ancestros, Palestina no era independiente y formaba parte del imperio británico y, antes de eso, parte del imperio Otomano.
Durante la fundación de FATAH y OLP se aseguró que “los judíos serían echados al mar”.Posteriormente seis naciones árabes atacaron Israel en 1949 y, de milagro, el ejército israelí soportó el ataque internacional en lo que después fue llamado La guerra de los seis días. Desde ese entonces Israel ha tolerado muchas intifadas y bombas en su territorio; mientras que los palestinos han sufrido sin número de bombardeos en sus tierras. Israel posee un sistema armamentista moderno y organizado; el grupo palestino, en cambio, se ha defendido como una nación tercermundista: con armas de buen calibre y con mucho coraje, pero poco que hacer ante uno de los ejércitos más potentes del planeta; sin embargo, causa suficiente daño y remedia poco.
A pesar de las diferencias en ambas partes son seres humanos que han sufrido durante el conflicto y sin hacer un análisis objetivo se puede tomar parte con alguno de estos pueblos. El conflicto no es netamente de territorio, sino de existencia entre judíos y palestinos, diferencias que con dificultad pueden ser solucionadas, pues es un círculo sin final donde las agresiones entre ambos son normales. Sin embargo, se han hecho muchos intentos de dialogo por ambas autoridades, incluso Israel cedió territorios que anteriormente fueron colonizados por judíos y los palestinos procuraron que los grupos radicales aminoraran sus ataques, pero fue difícil contenerlos.
No todos los palestinos y judíos desean que exista la guerra, pero dentro de sus pueblos un buen número de radicales consideran el exterminio como la única forma de paz, como si el conflicto se tratara de una plaga de ratas. Por esa razón continúan los hombres-bomba, los misiles, las balas, los morteros, las incursiones terrestres.Dentro del problema se tiende a satanizar a cada una de las partes, aduciendo que todo el grupo es malo. Es decir que sin un grupo radical llamado Hamas se explota en medio de Israel se afirma que todos los palestinos lo son; y si se lanza un bombardeo israelí entonces también todos los judíos son malos, incluso los que viven fuera de Israel como el caso de los kraitas (grupo de judíos que consideran la Torá como su fundamento religioso y consideran el Talmud una falsa interpretación de los judíos rabínicos) que curiosamente defienden a Palestina y están en contra de la existencia del estado de Israel.
El pueblo palestino ha sufrido mucho, pero también el pueblo israelí. Eso no defiende que cada uno de ellos contribuya a que el camino a la paz sea más difícil. Tanto musulmanes como judíos deben respetar el derecho de existir que Alá o Yawhe nos ha dado a todos los mortales sin importar nuestras razas o de que tan correctas sean nuestras acciones o incluso de nuestra religión: “Dios hace llover sobre buenos y malos”, afirman Las Sagradas Escrituras, pero raramente esto es respetado aún para otras religiones, rememorando que muchas guerras se han ejecutado en nombre de Dios sobre todo en contra de judíos y musulmanes.
El filosofo alemán Inmanuel Kant afirma en su teoría de la Paz Perpetua que dejando de lado el problema la solución tiene que ver en qué tan democráticas son las partes en conflicto y la necesidad de que caminen correctamente y en libertad: y esto es real, si entre ambas partes existe democracia es fácil llegar a acuerdos, más si un país se rige con alguna dictadura y el otro con una democracia es difícil, ya no se diga si ambos países son gobernados por dictaduras; pero en casos que no sólo está involucrada la política, sino que también la religión y la etnia, es todavía más complicado.
Israel y Palestina no han sido ajenos a este tipo de procesos, en 1993 el dirigente palestino Yasser Arafat y el primer ministro israelí Yitzack Rabin firmaron un Acuerdo de paz que no quedó sólo implícito en el papel sino que se procuró cumplir, pero la Autoridad Palestina no pudo detener las reacciones de los radicales islámicos como Hamas y las buenas intenciones del Partido Laborista israelí contuvo los reclamos de los judíos sionistas (judíos en su mayoría laicos que promueven el nacionalismo israelí). Este acuerdo les valió el premio Nobel de la paz a ambos líderes. Pocos años más tarde en 1996 Rabin fue asesinado y no por un radical islámico, sino por un judío sionista que no soportó que se hiciera un intento de paz entre palestinos e israelíes.
Desde entonces la concepción de que un judío no asesina a un judío dejó de existir en el mundo y la guerra pasó a ser un problema en todos los estratos y en todas sus formas. En fin, un problema que incluso se libra en hogares, pues para muchos judíos decir que se solidarizan con Palestina puede ser una sentencia de muerte o de guerra con sus familiares, así como le sucede a muchos Palestinos si afirman que Hamas debe dejar de dinamitarse en el transporte público de Tel Aviv y que los judíos tienen derecho a existir.Me contrista pensar en el sufrimiento de los inocentes de ambos lados que día a día temen morir a manos de un radical. Me solidarizo con ellos en la búsqueda de la paz, una verdadera paz en que los seres humanos seamos capaces de respetarnos sin buscar el exterminio y la marginación de algunos grupos. Mientras no exista la buena voluntad entre los pueblos y la misericordia no habrá futuro ni para Israel, ni para Palestina, y mucho menos para el mundo. Por eso esperamos el día en que ambas naciones se digan: Shalom y Salam.

martes, 13 de enero de 2009

Los turcos ponen pasión también


por Mauricio Vallejo Márquez
Es increíble como alguien puede enamorarse de una persona extranjera o mejor dicho apasionarse. Claro que para el amor no hay nacionalidad, clase social, etc. Para el escritor español Antonio Gala parece que es así también, o al menos para Desi, la protagonista de La pasión Turca, quien se enamora de un turco llamado Yamam.
Para Desi la vida es una rutina, España no gira y se mantiene en la monotonía. Su perro trajín es lo único que la mantiene en pie. Su esposo Ramiro es un tipo frío que por su gran apego a las normas religiosas católicas es visto con indiferencia por Desi. Ramiro no es el hombre que ella espero y a la menor oportunidad, cuando aparece un verdadero apasionamiento lo deja bailando. Claro que mucho después de andarle poniendo los cuernos.
Todo comenzó con un viaje a Turquía, en donde se encuentra con Yamam, en árabe el único, quien vuelve loca a Desi al punto de tener encuentros furtivos en los autobuses, en los rincones, donde fuera, casi a plena vista de su esposo y de otros. Desi se vuelve casi loca, toda una chiquilla con una llama en el pecho.
Pero el apasionamiento algún día se apaga al conocer al verdadero Yamam y un par de abortos que van apagando la vida de Desi, tanto que deja de tener sentido todo para ella.
En un momento llega alguien que la pudo sacar de esa vida de fingimiento que tiene, pues el Yamam desdichado casi la obliga a prostituirse a cambio de favores. Total a ella se le va haciendo fácil hacerlo, cuando se logró pasar una frontera la otra es más sencilla.
El causante de los abortos es siempre Yamam, lejos de obedecer al Islam que dice profesar prefiere pasar por fuego a sus hijos antes que sepan que vive con una infiel que ni siquiera es su esposa.
La novela tiene un buen ritmo, se lee casi sin pausas. El estilo ayuda mucho, además de que es tratada como un diario, el diario de Desi que se divide en cuatro cuadernos y un epílogo. Por momentos da a entender que él llegó a la vida de Desi, sin quererlo, en sus viajes a Egipto y a Turquía. Total el literato tiene esas licencias.
Novela recomendable, sobre todo para leerla con tiempo.

lunes, 12 de enero de 2009

Abner y Munich


por Mauricio Vallejo Márquez
El mundo enteró puso sus ojos en Alemania en 1972. Las Olimpiadas se celebraban en Munich y delegaciones de todo el mundo hacían lo propio en cada una de las modalidades deportivas hasta que un grupo armado en pro de la Liberación de Palestina secuestró a 11 atletas israelíes que posteriormente fueron asesinados.
Steven Spielberg, un judío ashkenazi quien se ha especializado en tratar este tipo de temas acerca del maltrato a judíos en los países occidentales con su filme La lista de Schidler, dirigió el film llamado Munich que narra los hechos de ese fatídico hecho, así como la historia de Abner un ex miembro del Mozad que es enviado a tomar venganza de dicha matanza. Abner está a cargo de un grupo de especialistas que buscan por Europa a los lideres de la organización palestina y utilizando diferentes métodos asesinan a cada uno de los que van encontrando con la ayuda de Louis, un comerciante de información, que le asegura la información mientras no sea miembro de alguna nación.
Durante la película vemos el nacionalismo israelí como una cuestión más laica que religiosa, pues la venganza es del Señor, sin embargo dentro de la película es la razón de ser. Olvidando que durante media película son obviados varios mandamientos: no matar, no decir falso testimonio, etc.. Es decir que la religión es pasada por alto.
Lo curioso es el personaje de Abner, pues este se muestra obediente a los mandos militares que Golda Meir dejó a cargo de la operación, pero al llegar el shabath se apagan las luces del lugar donde están viviendo y le muestra fidelidad a su esposa en una ocasión que la tentación acabo con la vida de uno de los miembros del equipo.
Llega un momento en que el experto en bombas no quiere seguir adelante pues sabe que como judío está lejos de la Instrucción al acabar con la vida de palestinos y le dice: “No puedo seguir. No está bien lo que hacemos. Puedo perder mi alma y es lo más valioso que tengo. Somos judíos y se supone que eso es hermoso”, lamentablemente al hacer esa reflexión poco después es asesinado.
El cambio
Abner abandona la misión cuando una paranoia lo empieza a atacar y no puede dormir ni siquiera en los armarios de los hoteles o las casa que alquilan, pues tiene el constante temor de que bajo su colchón esté instalada una bomba de presión. Claro que además ha visto morir a casi todos sus compañeros, salvo uno que asegura que Abner es el mejor jefe que ha tenido en su vida. Y tras un duro interrogatorio de parte de la inteligencia israelí decide abandonar Israel y Europa y vivir como un judío ashkenazi en New York donde ya viven su esposa e hija.
Un día lo visita el nexo que tenía con el gobierno israelí, quien desea hacerlo regresar a Israel, pero se encuentra con un Abner diferente, que le asegura que tomar venganza de las provocaciones palestinas está mal. Que si le matan uno, estos matan tres o más manteniendo el círculo vicioso sin lograr frenarlo jamás. Entonces el nexo le dice:” “porque cortarnos las uñas si seguirán creciendo”. Abner queda en silencio, como quedamos muchos ante esto que el mundo cree racional: devolver mal por mal, lejano a lo que nos enseña Cristo.
La película es fuerte, contiene mucha sangre, pero dejando de lado las escenas no aptas para niños nos da un gran mensaje que cada uno de nosotros debemos tomar para nosotros y para el mundo. La violencia sólo nos lleva a más violencia.

domingo, 11 de enero de 2009

Las yemitas españolas


por Mauricio Vallejo Márquez
Mi madre realizó hace poco un viaje a España. Con un grupo de compañeros de trabajo hizo el arresto y abordó un avión que cruzó el Atlántico hasta llegar a la tierra de donde partieron siglos antes nuestros ancestros españoles. Claro que el viaje no era evidentemente de placer, aunque para los que consideramos el estudio como algo hermoso era eso. Mi madre se fue a estudiar a España un curso de Formador de Formadores, que trataba la forma en que se debe educar.
después de 14 horas de vuelo y una llegada limpia a Madrid la semana empezó para ella con mucho estudio y dedicación y además se encargó de buscar dulces, comidas, ropa, juguetes y otros enseres como aceite de oliva de primera (pues en casa sólo con ese se cocina) para preparar su “pam at tomato”.
Pues bien, regresó con queso manchego, mazapanes, mantecados, polvorones, aceitunas de primera, anchoas y otras hierbas que causaron deleite entre la familia. Claro que a mi hijo lo único que le interesó fue un pollito, calcetines de invierno, la camiseta del hombre araña y los carros. El chiquillo fascinado no paraba de jugar con todo eso y hasta la fecha ocupan el lugar de honor en su juguetera.
Lo que si causo furor y regocijo en mi madre fueron unas yemitas españolas que según ella eran de pelos, porque la reina Sofía las comía con frecuencia (según le dijeron) y era todo un lujo devorarlas. Tanta fue la fama de las dichosas yemas que mi esposa sintió una curiosidad sin límites por probarlas y lo hizo… sin embargo el sabor no fue tan agradable y la forzó a devolver lo poco que probo. Las dichosas yemitas no toleraron el viaje ni el calor del trópico y se averiaron. Tenían sus estelas verdes a los lados y olían a chuquía. Todo un caso, pues todo lo demás era una delicia, salvo los polvorones de limón que no me gustaron para nada. Mi hermana desconociendo lo que había ocurrido estuvo a punto de comerse las dichosas yemitas, pues de noche no le podía ver los honguitos que tenía. Menos mal, qué, como no es su costumbre, se decidió a pedir permiso antes de tomar acción de devorar. Y hasta la fecha se siente con el alivio de la vida. Sin embargo las yemitas fueron a parar a MIDES, a buscar a un zopilote desdichado o a convertirse en abono.
Veremos si vuelve a traer yemitas, porque al menos en casa preferimos el huevo de otra forma y no queremos repetir la experiencia de las yemitas.

sábado, 10 de enero de 2009

Esos grandes errores


por Mauricio Vallejo Márquez

Sin saberlo, casi siempre, nuestros errores y malas decisiones nos llevan a desenlaces terribles o poco esperados. Cuando yo era adolescente y decidí no ser como debía de ser. No imaginé que mi vida iba a tener un giro no deseado como consecuencia de esa decisión.
Cuando se es joven se cree que la vida no tendrá fin, que los demás son ignorantes y no saben de nada, que las reglas son para romperse. Se creen tantas cosas que a la larga ninguna de ellas resulta cierta y mucho menos agradable al final. El verdadero problema radica en que no hay edad para cometer errores, porque es una parte ineludible de la vida: ensayo y error, ensayo y error, ensayo y logro. Que lastima que la formula no siempre da resultado a la tercera. A veces resulta más complicado de lo que parece y es mayor el tiempo que debemos esperar para que se logre. Algunos errores no se notan hasta que ya pasó mucho tiempo y en apariencia es tarde como en el caso de una enfermedad que pudo ser prevenida o cuando la vida de alguien ya terminó.
Cuando yo abandoné mi carrera de Derecho en el 2000 para ir a estudiar otra carrera no imaginé que ese tiempo perdido lo iba añorar luego, pero así fue. En el 2006 regresé a estudiar jurisprudencia con mayor ánimo y con el deseo de coronar la carrera. Ahora que es el 2009 me quedan pocas materias por cursar, pero eso me ha acarreado muchos problemas y sacrificios. El dinero no siempre está disponible, a pesar de que Dios me provee lo necesario. Sin embargo sé que ya no debo arrojar la toalla cuando el camino casi está por terminar. A veces parece que en nuestro El Salvador las oportunidades realmente no son para todos y que se nace con una estrella en la frente, pero si nos dominamos por esos pensamientos nunca lograremos nada y eso no debe ser así. El hecho de haber cometido un error y haber tomado una mala decisión en el pasado no debe impulsarnos a seguirlo haciendo. Se debe tener más sangre fría y encontrar solución a lo tortuoso del camino, sino que chiste vivir.
Los errores pasados sirven para que en el futuro no cometamos más errores. Sé que no siempre lograremos que eso pase, pero al menos la vida la sabremos llevar mejor de lo que la llevamos ahora.
El futuro está en nosotros, la decisión de hacerlo bien igual. Decidamos enfrentar nuestros errores y seguir adelante. El camino a la distancia se ve largo, pero andando en este nos damos cuenta que la meta cada vez está más cerca.

domingo, 4 de enero de 2009

Se cree o no se cree


por Mauricio Vallejo Márquez

No recuerdo hace cuanto que abrí mi correo electrónico para revisarlo y leí que alguien (de quien omitiré el nombre) me decía que yo era un fanático por escribirle poemas a Dios. Pero, la definición acerca de mí no terminaba allí sino que incluso me llamaba ignorante por creer en Él. Debo de reconocer que el comentario me sacudió, pero era algo esperado, pues la mayoría de personas que se denominan intelectuales considera que creer en Dios es algo anticuado y sin fundamento. Consideran que la existencia de un Ser Superior debe comprobarse, al igual que las matemáticas y otras ciencias. Sin embargo olvidan que hay cosas y hechos que no pueden comprobarse y sin embargo se dan por cierto como es el caso de varios hechos históricos. Sin embargo lo que está relacionado con Dios es visto como nulo e insulso.

Yo creo en Dios y no me avergüenza decirlo. El creer en el Eterno no me vuelve necesariamente fanático o un ignorante, incluso usando un diccionario de la lengua española para aprender que es lo que significa; pero sí soy un creyente. En Dios se cree o no se cree, así de sencillo.

Yo elegí creer en Él y en su Hijo, llamado en occidente Jesucristo. Creo que es el Mesías prometido y que va a regresar y reinará desde Sión con toda autoridad.

Sí creo en Él y me gusta escribirle versos. No creo que vuelva un ignorante. para mí es lo más importante. Para otros lo que les llena es hablar de su vida, de sus experiencias sexuales, del amor, de su8 tristeza, de la guerra, del hambre, del dolor, de su experiencia alcohólica, etc. Y, la verdad, están en su libertad de elegir.

Yo seguiré escribiéndole a Dios, allá los otros que deseen crear versos para otras cosas. Si el Señor me dio este talento lo glorificaré con él. Así que seguiremos diciendo que Dios es grande y muchas cosas más.