domingo, 4 de enero de 2009

Se cree o no se cree


por Mauricio Vallejo Márquez

No recuerdo hace cuanto que abrí mi correo electrónico para revisarlo y leí que alguien (de quien omitiré el nombre) me decía que yo era un fanático por escribirle poemas a Dios. Pero, la definición acerca de mí no terminaba allí sino que incluso me llamaba ignorante por creer en Él. Debo de reconocer que el comentario me sacudió, pero era algo esperado, pues la mayoría de personas que se denominan intelectuales considera que creer en Dios es algo anticuado y sin fundamento. Consideran que la existencia de un Ser Superior debe comprobarse, al igual que las matemáticas y otras ciencias. Sin embargo olvidan que hay cosas y hechos que no pueden comprobarse y sin embargo se dan por cierto como es el caso de varios hechos históricos. Sin embargo lo que está relacionado con Dios es visto como nulo e insulso.

Yo creo en Dios y no me avergüenza decirlo. El creer en el Eterno no me vuelve necesariamente fanático o un ignorante, incluso usando un diccionario de la lengua española para aprender que es lo que significa; pero sí soy un creyente. En Dios se cree o no se cree, así de sencillo.

Yo elegí creer en Él y en su Hijo, llamado en occidente Jesucristo. Creo que es el Mesías prometido y que va a regresar y reinará desde Sión con toda autoridad.

Sí creo en Él y me gusta escribirle versos. No creo que vuelva un ignorante. para mí es lo más importante. Para otros lo que les llena es hablar de su vida, de sus experiencias sexuales, del amor, de su8 tristeza, de la guerra, del hambre, del dolor, de su experiencia alcohólica, etc. Y, la verdad, están en su libertad de elegir.

Yo seguiré escribiéndole a Dios, allá los otros que deseen crear versos para otras cosas. Si el Señor me dio este talento lo glorificaré con él. Así que seguiremos diciendo que Dios es grande y muchas cosas más.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey, me llega esa acitud, es una onda muy bien logfrada por parte de tu alma. Sí, estoy soltando palabras solo por el deseo de decirtelas...ves ni ocupo los acentos. la cuestion es que vos, has logrado expresarte y no podemos ignorar ese hecho. lo hciciste con responsabilidad, sin llegar a agredir a terceros, siempre guardando la cordura, pero sin olvidar tu navaja filosa de palabra. a ver cuando puedo llegar a los conversotorios sobre tu padre y sus amigos. y así me pasas algunos de tus poemas. Seguí así, me gusta ver como los jovenes poetas no tiene miedo a decir que creen en Dios, eso me recuerda al maestro Guerra triguersos qu etiene algunos poemas hermosos dedicados a Cristo. bien por ti Mauricio Vallejo Marquez, y será hat la proximo

Tzaviere dijo...

Todo lo mejor para ti y tu familia en este año (del cual sólo restan trescientos sesenta días...)

Gabriel Otero dijo...

Completamente de acuerdo contigo Mauricio, El Último Salmo me parece una preciosa forma de glorificar a Dios. Y el Rey de Reyes, el Mesías, el que cambió la historia por amor a sus semejantes, yo no sé si regrese, pero creo en él.

Un abrazo y feliz año.

Mauricio Vallejo Márquez dijo...

Muchas gracias por sus comentarios. Tzavier, gracias y te deseo lo mismo a ti y a toda tu familia.
Gabriel es una verdadera felicidad que tu creas en Dios y en su Hijo. Nuestra esperanza es su regreso, puede que tarde, pero llegará a tiempo. Eso es parte de la fe. Saludos y bendiciones.

Mauricio Vallejo Márquez dijo...

Anónimo,me gustaría mucho saber quién eres para seguir platicando.

Anónimo dijo...

Mauricio:
-Esa es la actitud, el que no se averguenza de su creador ,Dios no se avergonzará de el. Allá el que te escribió esa carta, llena de nada bañada de superficialidad. Unas personas así que se creen que comieron toda la sabiduría y que son "tan Intelectuales y tan gran cosa" , no son leales con nadie ni nada y se los devorará su propio ego.
Agnieszka M. Rybarczyk F.

Mauricio Vallejo Márquez dijo...

Gracias Agnieszka, a sí debe ser la fe, sincera. Bienvenida.