Aún falta que se cumplan los derechos de los trabajadores

por Mauricio Vallejo Márquez

Han pasado 127 años desde la histórica huelga del 1 de mayo de 1886 cuando un grupo de sindicalistas de Chicago exigieron sus derechos laborales. Son 127 años de aquel entonces cuando los trabajadores eran tratados como esclavos y obligados a trabajar por más de 8 horas diarias.
Y ahora que ha pasado un siglo y un poco más de un cuarto de siglo cuando aún existen empleos que no reúnen las condiciones necesarias para los trabajadores, en los que los obligan a trabajar toda la semana, que no se les pagan horas extras o que no se les da permiso para asistir a clínicas de salud.
En El Salvador existe un salario mínimo que no llena las necesidades de los trabajadores del comercio y servicios y ya no se diga para los trabajadores de la industria y la agricultura. La mayoría de estos no tienen las condiciones para alimentarse adecuadamente ni a sus familias, mientras que los productos alimenticios aumentan cada cierto tiempo.
Muchos trabajadores aún no tienen prestaciones de ley e incluso viven con la incertidumbre de que serán despedidos. Muchos de ellos se ven forzados a trabajar en lugares donde son explotados y maltratados, pero no lo denuncian porque temen perder sus fuentes de ingreso. Esto no puede seguir.
El trabajo es uno de los derechos de los ciudadanos, sin embargo también las condiciones humanas para ejercerlo también. Ambas cosas son necesarias. Lamentablemente muchos empleadores y jefes olvidan que si los trabajadores tienen sus garantías y derechos serán más y mejor productivos.
Definitivamente aún hay una larga lucha que hacer para que los derechos de los trabajadores sean cumplidos.
6 comentarios

Entradas populares