jueves, 10 de julio de 2014

Amanece

por Mauricio Vallejo Márquez

Llegó el alba,
sólo llegó como la brisa del mar
vistiendo la noche
y en sus manos alzaba las risas
que hace tanto tiempo escuché en sus playas y montes
como si nunca se hubieran marchado.

Alba de otro tiempo
lejana y presente
llenando la jornada.


Llegó el alba e inundó de día el horizonte.


No hay comentarios: