miércoles, 23 de julio de 2014

Tambores de Tainan

La piel que formará parte del tambor.


por Mauricio Vallejo Márquez

Tainan es caluroso. En su seno se encuentra Arahan drums, en donde no sólo se tocan los tambores, se fabrican. Todo un rito desde la selección de los materiales, su proceso de curtido, la selección de las maderas y metales, y el momento maestro en que todo se funde para darle lugar a los tambores.
El cuero puede dar diferentes sonidos, además de sus dimensiones.
Todo es un arte, un hermoso arte para ver listo el tambor. Pero verlos tocar es mágico. Cada golpe está elaborado con una técnica en la que el kung fu está presente. Es una danza, un momento en que el escenario te envuelve y los tambores te llevan a girar con todo la soltura en que los interpretes lo hacen en esos soles que se mueven en el escenario.
Tambores de Tainan.
Afuera sólo hay sombras, mientras la percusión se convierte en luz. El frío de la sala, el olor de la madera y el cuero. Y tras todo, la sonrisa de los artistas invitando a que seamos parte del espectáculo. Nos muestran cómo hacerlo, cómo golpear los tambores, a contar los movimientos, a sentirlos.
Tainan marcha mientras sus tambores suenan y retumban aunque los días pasen.

No hay comentarios: