jueves, 26 de junio de 2008

21:00 p.m.


Por Mauricio Vallejo Márquez


Por alguna razón las calles son inquietas
Y a pesar de eso tienen una inmuta soledad
Que se mueve entre sus zapatos gigantescos de arena
Y con su fineza
Son llevadas por el viento
Como la corriente del río
Queriéndonos contar algún secreto
Que es silenciado por la lluvia.


No hay comentarios: