Sonríen


por Mauricio Vallejo Márquez

Ante la blanca barca del cielo las calles sostienen a las prostitutas,
Con su coraje resguardando entre las piernas,
Sin saber quién será el próximo que pagará por gobernarla.
Sus ojos esconden los llantos más oscuros.
Sus zapatos de tacón están rayados y enfermos.
Sus medias apenas se quejan del maltrato.
Su vestimenta tiene olor a sexo.
Sus cuerpos apenas reflejan los hombres que se han detenido en ellas,
Hombres con los que han sido una sola carne, sin saber sus nombres.
Detenidas en las esquinas. Las prostitutas como adornos en las aceras.
Apenas se oculta el sol, allí están arrojando besos al aire,
Con la agonía en sus manos,
con un hombre a la orilla de su pecho.
Me gusta ver que a pesar de lo terrible de sus vidas,
Sus rostros aún pueden sonreír.
3 comentarios

Entradas populares