jueves, 7 de febrero de 2008

12 goles para el jugador número 12


Por Mauricio Vallejo Márquez

No sé cuantos años tenía de no enterarme de un triunfo abultado de la selección... quizá fue hace tanto que ya ni acordarme quería, pero en fin ayer,miércoles 6 de febrero, la selección de fútbol de El Salvador le ganó 12 a 0 a la selección de Anguila a las 8:00 de la noche en el Estadio Cuscatlán.
Los caribeños llegaron al país con toda la seguridad de que harían buen papel, incluso compararon el enfrentamiento con el bíblico de David contra Goliat. Goliat representaba a la selecta cuscatleca, eso me pone a pensar que creerían que son las de México, Argentina, Alemania, Inglaterra, Brasil y Francia; seguramente dioses o algo así. Bueno todo mundo pensó que los salvadoreños obtendrían una ventaja de 3 a 0 ó algo parecido, pero no, se consiguieron 12 tantos como fue profetizado por Conrado Miranda en una entrevista de un matutino local.
Fue uno de esos partidos en los que la selección de parvularia enfrenta a uno de bachillerato con el sueño de vencer. Pero por más que se esfuercen los niños no obtendrán mucho más que una goleada abultada y algunos llantos. Eso le pasó a la selección de Anguila, sin importar todos sus esfuerzos y la garra que pusieron terminaron con cero goles a su favor y una docena al recuerdo. salvo los llantos que estuvieron ausentes e incluso animados saludaron a la afición salvadoreña con tranquilidad tras el partido.
Los de la casaca azul tuvieron la oportunidad de darle un dulcito a su deteriorada afición. Que difernte a otros años el ver que las gradas del estadio Cuscatlán se vistiera un poco de azul bien podría pasar por un milagro. De por sí muchos no le tienen fe a la selecta (algo que se ha ganado a pulso) pero igual a todos nos interesa si ganan o pierden. Es ese sentimiento nacionalista que aparece apagado durante mucho tiempo y sólo se siente cuando la selección juega o el país está en guerra, sin dejar de lado los pleitos límitrofes, los cantantes, los boxeadores, el himno nacional en el extranjero y el Poema de amor de Roque Dalton.
Picón Picón
No sé si tenía cinco años de no escuchar el Pájaro Picón Picón y que en este partido los cheros de la televisora que transmitieron el partido se dieron gusto pasándolo: "arriba con la selección, arriba con la selección, la selección cuscatleca de todas es la mamá... tara rán taran tará".
El próximo rival es Panamá, claro después de volver a vencer a la selección de Anguila en Washington. Donde los salvadoreños harán el trámite y los Anguileños, pues turismo. Y después a sufrir otra eleminación, aunque la inyección de ánimo de los guanacos puede que sirva más y nos lleve a la fase final de la clasificación. Pero eso se escribirá en la cancha.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ahhhh nuestro Roque Dalton, que recuerdo de ser Nacionalista,y que hemos perdido, si lo encontrara en una cancha todos los dias, y ver a la seleccta no retransmitiera el mesaje de nacionalismo, de una forma correcta, y no muy exsaltada ni bulgar. Tanto como el deporte y la cultura, y sobretodo el orgullo de patria que tenemos dentro, y que no demostramos por pena, seriamos ricos mas de lo que se nesesita para amar y desarrollar una idea deprogreso y de amor a nuestro pequeño pulgarcito. Diego Chavarria.
Perfecto mi amigo Vallejo Márquez