viernes, 29 de febrero de 2008

CANTAR BAJO EL VIDRIO


I

Por Mauricio Vallejo Márquez


No hay más que buen fuego
en el centro de espadas
mordiendo la escena naciente.
El invierno en un puño
florece en los ojos vendados
del ser que se anida
en la mar de su entorno.
Golpea y se alza tocando el retoño que es él,
suspira y desciende
conociendo en ceguera toda espera del mundo.
Diciembre cosecha en vientres marrones
empuñando latidos en oro
el fuego lo cuece y el alma también,
y la espera en sí mismo.
(1998)

Este poema fue publicado en el extinto Suplemento Cultural Búho de la Prensa Gráfica y en la Antología Alba de otro Milenio de Ricardo Lindo entre 1999 el 2000. Pertenece al plaquette Cantar bajo el vidrio, uno de mis primeros poemarios. Recuerdo mucho este trabajo por el tipo de técnica que emplee, algo inusual en esos años, pero que me valió su publicación.

No hay comentarios: