miércoles, 23 de abril de 2008

El Salvador del Mundo en El Salvador

Por Mauricio Vallejo Márquez
Uno de los monumentos más emblemáticos para los salvadoreños es el llamado Salvador del Mundo. Es una escultura de Jesucristo con su dedo índice señalando al cielo, la figura se ubica sobre un globo terráqueo alzado por un obelisco que en cada una de sus caras muestra una cruz. Éste monumento se encuentra empotrado en un rombo que divide cuatro arterias de la ciudad capital: Alameda Roosevelt, Paseo General Escalón, Alameda Manuel Enrique Araujo y Bulevar Constitución.
Durante el día su color blanco lo hace ineludible a la vista de los peatones y automovilistas; pero en la noche, luces moradas, colocadas a los costados, lo iluminan y lo vuelve atractivo para dar un paseo.
Muchas organizaciones sociales han utilizado e lugar para reuniones, mítines y otras actividades. En una de sus calles también se desarrolla el desfile de las Fuerzas Armadas el 15 de septiembre y durante las fiestas agostinas, en honor al Salvador del Mundo, también pasa el desfile de correos
Esta escultura también tiene historia, pues durante el terremoto del 10 de octubre de 1986 cayó al suelo y aunque no se destruyó para muchos representaba que El Salvador caía, pues el hecho sucedió durante la guerra civil. Afortunadamente el monumento fue reconstruido y ahora incluso está protegido frente a posibles actos de vandalismo.
La zona donde se encuentra el monumento es un lugar donde se pueden sentar los turistas para observar un día en San Salvador, pues en los alrededores funcionan varios centros comerciales y el tránsito de los trabajadores rumbo a sus empleos. Sin duda un lugar que no se debe dejar de visitar durante una estadía en este pequeño país centroamericano.

No hay comentarios: