domingo, 20 de enero de 2008

Cárcel

Por Mauricio Vallejo Márquez


Un hombre ve la luna
entrar en la reja de su celda
como aquella noche
en que las hojas eran carruajes en el pavimento
y se arremolinaban a la sombra de un almendro.
en aquellas horas en que era él
y nadie frenaba su tiempo
tanto como hoy
se frena su corazón.

No hay comentarios: