viernes, 18 de enero de 2008

Murió Fischer



Cuando tenía 16 años tenía un héroe. No era fuerte, ni era poeta, ni era millonario, ni tenía poderes mágicos. Sencillamente era uno de los mejores ajedrecistas que ha existido, su nombre era Bobby Fischer, quien lamentablemente murió el jueves.
Pasaba horas estudiando sus partidas, sus variantes indias y sus increíbles combinaciones. Bobby Fischer era uno de esos estadounidenses al igual que Ernest Hemigway y Walt Whitman que son dignos de respeto no sólo por sus obras, sino por sus vidas curiosas.


La vida de Fischer no se resume en haber sido un campeón mundial de ajedrez en un tiempo o mejor dicho en un deporte donde la Unión Soviética tuvo siempre el control y mientras se desarrollaba la tenebrosa Guerra Fría. Sino que fue tan valiente y leal a sus ideas que incluso renunció a la nacionalidad de Estados Unidos y después de vivir por algunos años como un ápatrida se refugió en Islandia donde lo recibieron con los brazos abiertos y donde murió a los 64 años. En ese país fue donde años antes ganó su campeonato mundial.
Fischer es recordado por millones al haber derrotado en 1972 a otro gigante del ajedrez, el ruso Boris Spassky y ser el primer y único estadonunidense en lograr tan importante título. El nacionalizado islandes fue campeón de los Estados Unidos a los 14 años, país que lo persiguió severamente por haber jugado una partida de revancha contra Spassky en Yugoslavia, cuando tenía sanciones internacionales. A Bobby no le importó y quizo jugar contra el gran ruso a pesar de eso y le volvió a ganar. El ahora fallecido incluso se dio el lujo de negarse a defender su título de campeón mundial en 1975. Fue el año en que surgió Anatoly Karpov, otro rusito.


Sin dudas Fischer fue un jugador genial y su ausencia, al igual que la de José Raúl Capablanca, deja un enorme vacío en el ajedrez mundial, que será consolado con el recuerdo de su vida y las partidas, brillantes, que jugó.



Les dejo este hermoso poema de Fischer:

BLANCAS: Donald BYRNE
NEGRAS: Robert FISCHER
DEFENSA GRUNFELD
NUEVA YORK, 1956.
1. Cf3,Cf6 2. c4,g6 3. Cc3, Ag7 4. d4,0-0 5. Af4,d5 6. Db3, dc4 7. Dc4, c6 8. e4,Cbd7 9. Td1,Cb6 10. Dc5, Ag4 11. Ag5, Ca4!! 12. Da3,Cc3 13. bc3,Ce4! 14. Ae7, Db6 15. Ac4,Cc3! 16. Ac5,Tfe8j 17. Rf1, Ae6!! 18. Ab6,Ac4j 19. Rg1,Ce2j 20. Rf1,Cd4j 21. Rg1,Ce2j 22. Rf1,Cc3j 23. Rg1,ab6 24. Db4, Ta4 25. Db6,Cd1 26. h3,Ta2 27. Rh2,Cf2 28. Te1,Te1 29. Dd8j,Af8 30. Ce1,Ad5 31. Cf3, Ce4 32. Db8,b5 33. h4,h5 34. Ce5,Rg7 35. Rg1,Ac5j 36. Rf1,Cg3j 37. Re1,Ab4j 38. Rd1,Ab3j 39. Rc1,Ce2j 40. Rb1,Cc3j 41. Rc1,Tc2 jaque mate.
(Según los expertos esta partida marcó el inicio de este genio, así como su fama internacional)

No hay comentarios: