lunes, 21 de enero de 2008

En el chuzón va la obra de Francisco


Por Mauricio Vallejo Márquez

Andar en bus a veces resulta todo un lío. Tienes que ir parado, apretujado, equilibrando, alerta (por los ladrones) y expuesto a perder la vida en un alto o en un asalto. Una forma segura para evitar eso sería no andar en bus... pero eso es imposible para muchos, así que ni modo nos toca conformarnos.

Hay algunos que no se conforman, ese es el caso de Francisco Márquez, un excelente artísta gráfico y mi primo. Francisco ganó el primer ligar en el certamen de arte digital CLIC 2008 con la obra AUTOBUSES. Francisco mostró ser talentoso desde muy pequeño. Ha hecho de todo y tiene la dicha de vivir de lo que ama: diseñando.

"La obra se llama AUTOBUSESy la hice como como una crítica a travez de una analogía acerca del sistema de transporte público y todo lo que conlleva la aventura de ser usuario de autobus, desde el ladronismo, la incomodidad, la peligrosidad y literalmente lo que se dice "VAMOS COMO SARDINAS". Y lo metí a concursar al certamen, y gracias a Dios y después de mucho esfuerzo orgullosamente ganó el primer lugar en la categoría impresa", comenta Francisco.

La creación viene de distintas formas, algunos pasan horas y horas esperando la chispa divina, a otros les cae como por arte de magia y la gran mayoría trabajamos duro esperando el momento de haber dado un buen fruto. Francisco se dedicó a tomarle fotos a latas de distintos tipos de sardinas e hizo el montaje y la explicación de cada ruta de bus que al darle un click se puede apreciar en grande. Por ejemplo a mí me ha servido andar en bus, muchas veces he visto cosas increíbles que me sirven en mis historias y que decir de algún poema, además de que me han asaltado y otro sin número de aventuras. Sin embargo jamás imaginé lo que he visto en los últimos años. En el "chuzón" se expone arte. A varios buses los he visto con la obra de Francisco y de otros artistas, endulzando un poco la vida de los salvadoreños. Primero fueron los MUPIS, ahora los buses. En algún momento también la mayoría tendrá un poco de arte en sus vidas y si a eso le sumamos a Dios, todo será perfecto. Lastima que eso es sólo un sueño.

Ahora la gente que transita en El Salvador puede ver la obra de Francisco transitando en los buses, toda una parodia y a la vez una recompensa para un artísta que realmente trabaja para mejorar su talento y para vivir. Porque un artísta que no realiza su arte, no es un artista o está muerto.

1 comentario:

Tzaviere dijo...

Interesante: se exhibe en el mejor marco posible.